Cárceles de Córdoba: “si no te mata el Covid, te mata la yuta”

Les familiares se movilizaron exigiendo respuestas.

Este lunes 28 familiares de personas privadas de libertad realizaron una protesta en Tribunales 1, en la capital cordobesa, donde funciona el Tribunal Superior de Justicia de la provincia.

Ante los crecientes contagios que van en ascenso dentro de las unidades penitenciarias, con un corte de calle denunciaron que “la falta de higiene y atención médica y los nulos protocolos anti Covid se están llevando de a poco a nuestrxs familiares, amigxs, vecinxs”. El viernes 25 de septiembre falleció un pibe más en el complejo de Bower.

Les familiares denuncian la existencia de muertes a causa de la pandemia, y exigen elementales medidas de bioseguridad para quienes están en cautiverio -entre ellas, el otorgamiento de la prisión domiciliaria. El gobierno provincial de Juan Schiaretti y la Justicia son responsables y no responden los legítimos reclamos. La posición política de abandono total a las cárceles agravó la situación sanitaria de las personas privadas de libertad.

Si antes de la pandemia en las unidades penitenciarias se violaban los Derechos Humanos, ahora esa política se profundizó. A las personas privadas de libertad no se les brinda elementos de higiene, y en Bower se les corta hasta el agua.

Cabe recordar que desde hace meses el régimen de visitas fue suspendido; las autoridades argumentaron razones sanitarias para levantar ese derecho. Sin embargo, el virus entró a las unidades penitenciarias por entera responsabilidad del Estado.

La justicia y las autoridades siguen sin decir nada. En los centros de detención de menores el maltrato es sistemático. Las cárceles, lejos de ser el espacio de reinserción social del que se habla, son centros de tortura.

Al momento de enviar esta nota había protestas y represión a las mujeres privadas de libertad en Bower.  Los reclamos de quienes están en cautiverio vienen creciendo, producto de que no se garantizan los más elementales derechos.

“Si no te mata el covid, te mata la yuta”, rezaba una de las frases de convocatoria, exponiendo lo alarmante de la situación. Mientras el sistema sanitario empieza a sufrir ante la falta de inversión y la curva de casos de coronavirus crece, en las cárceles, producto del hacinamiento y la violencia de las fuerzas represivas, la situación está llegando a un límite.

Es necesario que se dé respuesta urgente a todos los reclamos de les familiares.

En esta nota