Causa Esma: alegatos


Concluyó el alegato de la fiscalía en la megacausa Esma, pidiendo 52 condenas a prisión perpetua por los delitos de homicidio, privación ilegítima de la libertad, tormentos y abusos sexuales cometidos contra 789 compañeros detenidos desaparecidos durante 1976-1983 en el centro clandestino de detención que funcionara en la avenida del Libertador, bajo la órbita de la Marina.


El alegato hizo un exhaustivo análisis de la implementación del sistema concentracionario y represivo de las fuerzas armadas que ejecutaron el golpe y la preparación previa, mediante planes de control a la «subversión» como el Placintara del 75 y el Operativo Independencia.


En su alegato, la fiscal Soiza Relly, solicitó que se ordene a La Nación, Crónica, La Razón, La Prensa, Para Ti y Gente publiquen notas donde se desmientan las que estos medios publicaran en los años de plomo, cuando el modus operandi de los medios era fraguar las noticias. Así, se informaba que se producían enfrentamientos y se abatían «terroristas», o los niños eran abandonados por sus padres.


En la causa Esma abundaron estos ejemplos de noticias truchas, una de ellas es la nota de la Revista Para Ti donde se reporteaba a Thelma Jara de Cabezas bajo la supervisión del marino Cavallo, con el título «Habla la madre de un subversivo». Thelma, madre de Gustavo Jara -desaparecido- se encontraba en ese momento secuestrada en la Esma.


Por primera vez, además, se pidió condenas por los «vuelos de la muerte», la mecánica de exterminio que consistía en arrojar a los cautivos sedados al mar desde aviones tripulados por pilotos y aviones de las Fuerzas Armadas argentinas y la Prefectura.


La limitación del alegato fiscal es que no se atrevió a acusar por genocidio, no obstante toda la descripción que hace de los hechos lo acredita.


De ningún modo, esto significa que el juicio esté pronto a terminar. El juicio, que comenzó en noviembre de 2012, tiene por delante un año aproximadamente.


Durante febrero será el turno de la querella de Justicia Ya!, representada por Apel, que sí acusará por genocidio.


La duración de este juicio es un botón de muestra sobre la vieja denuncia sostenida por los organismos de derechos humanos independientes. Los juicios a cuentagotas y fragmentados. La lentitud de estos juicios lleva directamente a la impunidad de los genocidas por razones biológicas. Al inicio de Esma eran 67 los acusados, muchos de ellos están muertos ahora, y otros excluidos de juicio por incapacidad. El 50% de ellos permanece bajo prisión domiciliaria. Una vez dictada la sentencia, tampoco indica el final de los juicios, deberá instruirse un nuevo juicio Esma por más de 100 casos que surgieron en el debate oral, entre ellos los casos de los compañeros de Política Obrera, Fernando Sánchez, Marcelo Arias, Gustavo Grassi y Cristóbal Russo.


A 40 años del golpe militar, movilicemos fuertemente el próximo 24 de Marzo para reforzar la lucha por memoria verdad y justicia, en las calles y en los juicios.


Cárcel común perpetua y efectiva para todos los genocidas por todos los compañeros.

También te puede interesar:

El martes 25 de agosto vio la luz Workersletter, el resumen de noticias diario de los trabajadores
La Iglesia sigue actuando para proteger al abusador Raúl Sidders.
Secuestros de trabajadores y delegados hasta adentro de la fábrica.
Más descomposición de Altamira (ahora sobre el archivo de PrensaObrera.com).
En vivo por las cuentas de Instagram @prensaobrera y @radiovillafrancia