¿Coincidencias entre los casos de Facundo y Santiago?

Llamarían como asesor en el caso de Facundo Castro al juez Lleral, quien sostuvo que Santiago Maldonado "se ahogó".

El Estado es responsable.

En las últimas horas se dio a conocer que la jueza Gabriela Marrón y el fiscal Ulpiano Martínez, quienes están a cargo de la causa por desaparición forzada de Facundo Castro,  llamarían «por su buena experiencia forense en el caso de Santiago Maldonado» al juez Gustavo Lleral. Por los obstáculos en la investigación y complicidad con la policía, la querella ya había pedido que se aparte a Ulpiano. Las coincidencias remiten a la búsqueda de la impunidad y el encubrimiento de las fuerzas represivas  por el gobierno nacional.

La aparición, el último fin de semana, de un cuerpo en la zona de Villarino, que se sospecha puede ser el de Facundo, puso más el foco en la responsabilidad de la Bonaerense en la desaparición del joven de Pedro Luro hace más de 110 días. Por los atropellos de la Bonaerense a familiares y abogados, encubrimientos y obstáculos en la investigación promovidos por el ministro de Seguridad, Sergio Berni, la madre pide su renuncia.

Remitiendonos a la «buena experiencia forense» en el caso de Santiago, apenas realizada la autopsia y sin tener los resultados finales, el juez federal Gustavo Lleral, apresurado frente a la proximidad de las elecciones legislativas de octubre de 2017, declaró que Santiago no había sido asesinado sino que murió ahogado. Con ello se intentó dar vuelta la página e instalar una versión sin ningún tipo de injerencia de las fuerzas represivas.

«Muchas veces ha habido intentos con el tema de Facundo de querer equipararlo al caso de Santiago Maldonado y la verdad que más allá de las miserabilidades de la política, creo que hay que tener en claro que en este caso, al revés de lo que sucedió con Santiago», hay un gobierno que «ha articulado todo para la búsqueda», sostuvo Máximo Kirchner en una entrevista radial.

En el caso de Santiago, desde el minuto cero, la causa fue empantanada y el foco de investigación desviado por el macrismo, amparando el accionar de la Gendarmería. ¿Acaso los mensajes entre policías, el DNI de Facundo en un teléfono de la Bonaerense, objetos personales encontrados en comisarías, amenazas y golpes a familiares, no alcanzan para demostrar que el gobierno de Kicillof encubre a los responsables?

Si bien las situaciones de la desaparición no fueron iguales entre Santiago y Facundo, las razones de fondo del empoderamiento de las fuerzas represivas tienen la misma orientación. En este gobierno, la función que cumple el despliegue las fuerzas represivas es ahogar los reclamos obreros que luchan (trabajadores de Penta, UTA en Córdoba, mineros de Andacollo) y de la juventud ante la inminente crisis económica y social. Ante el nuevo acuerdo con los bonistas y el próximo arreglo con el FMI, se profundizará la miseria, a la vez que la orientación represiva de este gobierno, que busca que los trabajadores paguemos la crisis.

En este sentido, encontramos una continuidad con la «doctrina Chocobar» impulsada por Macri-Bullrich y las lamentables coincidencias con el caso de Santiago Maldonado. Los atropellos contra la familia e implantes de pruebas y testigos falsos también remiten a una «equiparación», que dista de ser miserable. La madre de Facundo, Cristina Castro, pidió la renuncia de Sergio Berni, como en su momento Sergio Maldonado, pidió que se fuera Patricia Bullrich.

A 3 años del asesinato de Santiago en manos de la Gendarmería y con la decisión de colocar al mismo juez en el caso de Facundo, avanza la impunidad.

La lucha por la aparición con vida de Facundo Castro está indisolublemente ligada al «Fuera Berni» y al desmantelamiento de la maldita policía responsable de su secuestro. Este jueves 20, a las 15.30h, nos movilizamos en la Ciudad de Buenos Aires, junto con Memoria, Verdad y Justicia. La consigna «aparición con vida de Facundo Castro», unida a «el Estado es responsable, fuera Berni», da cuenta de la responsabilidad política que le cabe a Kicillof por permitir su continuidad.

Redoblemos la organización y avancemos en la campaña por un plenario nacional contra la represión, para unir todas las luchas contra el gatillo fácil y la represión policial y estatal.

También te puede interesar:

Continua la persecución judicial contra las comunidades mapuches.
La Bonaerense y Berni son responsables de su desaparición seguida de muerte.
Intentando impedir las convocatorias a nuevos amotinamientos, desafectan a 400 efectivos por su participación en las protestas de septiembre.
Contra la represión y la criminalización de la protesta y en defensa del medio ambiente.