Confirman la prisión de los detenidos de la Legislatura

Por una gran movilización el 16 de julio

La Cámara del Crimen acaba de negarles la excarcelación a los quince detenidos por los hechos del 16 de julio pasado en la Legislatura. Los compañeros continuarán en la cárcel hasta que comience el juicio. Los “homenajes” y saludos a la Justicia por la inconstitucionalidad de las leyes de impunidad han servido de salvoconducto para que esa misma justicia archive en la cárcel a quince trabajadores de la calle, por haber luchado contra el Código Contravencional. Dos semanas antes, Chabán y Maria Julia recibieron la excarcelación de la misma Cámara del Crimen.


La causa de la Legislatura encubre un brutal ajuste de cuentas de la Policía Federal contra la venta ambulante, en momentos en que los vendedores son perseguidos en todas las plazas por los fiscales de Ibarra. Los vendedores fueron apresados a varias cuadras de la Legislatura, sin ninguna evidencia ni otros testigos que los propios policías que los detuvieron. Pero esos policías conocían a los vendedores de la venta callejera, es decir, de las extorsiones y coimas cotidianas para dejarlos trabajar.


Los detenidos están procesados por “coacción contra las instituciones”, ello por haber manifestado ante la Legislatura. Es una figura legal que pretenderá ser levantada como precedente frente a cada reclamo popular contra el Estado, en momentos en que los Fernández de Kirchner llaman a “acabar con los piquetes”.


Los compañeros de trabajo de los presos han comenzado a organizar una gran movilización para el 16 de julio, al cumplirse un año de su detención. ¡Libertad a los detenidos! ¡Desprocesamiento de los cuatro mil luchadores procesados!

En esta nota

También te puede interesar:

Un trabajador ferroviario se encuentra detenido arbitrariamente hace ocho meses.
Segunda parte. Especial aniversario Mariano Ferreyra.
Especial aniversario Mariano Ferreyra. Primera parte.
El aparato represivo en la futura administración de Alberto.
En Azul, un nuevo tiroteo entre efectivos de la Policía Bonaerense y de la Federal
Mafias y poder político detrás del tiroteo de Avellaneda