Córdoba: grave denuncia contra la policía por abuso sexual y tortura

La violencia estatal misógina se agudiza en los barrios.

Esta semana se hizo pública la denuncia de una mujer que fue torturada y abusada sexualmente en una comisaría de Córdoba, luego de haber sido detenida por tratar de evitar que la policía se lleve a su hermano, que caminaba por la plaza principal de barrio Parque Liceo, junto a su pareja.

El hecho sucedió el sábado pasado en la Comisaría N°13 de barrio General Bustos. La víctima relató que la detuvieron policías de sexo masculino, que una vez detenida fue torturada por uno de ellos, con un balde de agua, dejándola sin respirar, mientras siete policías golpeaban a su hermano. Además, indicó haber sufrido abuso sexual, golpes e insultos.

La denuncia fue realizada en el Polo de la Mujer el 24 de marzo, luego de que la víctima fue liberada, lo cual resulta paradójico, toda vez que se repite la historia de violencia a 45 años del golpe.

Los hermanos detenidos y torturados tienen una hermana policía que dijo estar sorprendida e impotente frente a los hechos, que la policía se encuentra capacitada para no llevar a cabo detenciones violentas y apartadas de la ley.

Sin embargo, sumando este hecho a los vividos a lo largo del año, en cuanto a la violencia de Estado, no sorprende que las fuerzas represivas sean noticia nuevamente por ello, revelando cada vez un ensañamiento mayor, sobre todo hacia las mujeres.

Nos solidarizamos con la víctima de este aberrante hecho. Exigimos justicia y recalcamos la necesidad urgente del desmembramiento del aparato represivo.