Covid-19 en sistema penitenciario: protesta y represión en Devoto

“Nos negamos a morir en la cárcel”; desesperación de los reclusos frente a la aparición de casos de coronavirus

Se desarrolla en el curso de la mañana del 24 de abril una brutal represión en la cárcel de Devoto con balas de goma y gases lacrimógenos contra una protesta de los internos.


Las refriegas siguen a horas del mediodía y hay voceros de los presos en canales de televisión denunciando que desconocen el paradero de internos que fueron llevados por el servicio penitenciario.


Los presos iniciaron esta mañana una protesta colgando carteles desde el techo del penal. El conocimiento de varios casos de coronavirus entre los empleados del Servicio Penitenciario (los medios hablan de uno; los voceros de la protesta de siete) frente a la absoluta falta de medidas sanitarias y de desinfección que aumenten la protección, fueron los disparadores de la protesta. Los voceros denuncian que no se han realizado tests para evaluar la posibilidad de contagios. De quedarse callados los presos estarían resignándose a una condena de muerte. 


La falta de cuidado de las condiciones de salud había sido causa de reclamo recientemente incluso entre los efectivos penitenciarios. Clarín(24/4) informa de una presentación judicial donde uno de ellos planteaba: “Quiero denunciar que estoy de guardia en el SPF, Unidad de Devoto. No hay ninguna medida de seguridad en todo Devoto (…), todo esto está contaminado, aun no vaciaron a los internos para la gripe y otra cosa más importante y que deben hacer es fumigar todo Devoto tres veces por día (…) en todos los lugares de la unidad (…). Por favor activen y obliguen fumigaciones tres veces por día en todo Devoto, aun con los mismos internos que trabajan”.


Ayer se dio a conocer un caso de contagio de un preso en la Unidad Penitenciaria 23 de Florencio Varela, donde hubo protestas internas y represión. En este momento hay versiones de que hay un motín también en la Cárcel de Mujeres de Ezeiza. Ya en marzo hubo motines en varias cárceles exigiendo medidas de salud frente a la pandemia. La completa falta de medidas que sirvan a mejorar la situación han llevado la situación a punto de explotar. La interrupción de las visitas agrava la falta de acceso de los presos a elementos de higiene y alimentos en condiciones.


Miles están condenados a muerte aun cuando no tienen condena. Sin embargo, decenas de genocidas y represores vienen siendo beneficiados con el beneficio de la prisión domiciliaria.


Exigimos que se termine inmediatamente la represión, que intenta acallar las graves denuncias sobre las condiciones que rigen en el servicio penitenciario. Que se conforme una comisión de organismos de derechos humanos y representantes de todos los bloques del parlamento que pueda discutir con los presos del conjunto de los penales y recabar sus denuncias. Que se estudie un paquete de medidas para terminar con el hacinamiento y permitir el aislamiento sanitario en condiciones que efectivamente cuiden la salud de todos los presos.

En esta nota

También te puede interesar:

Basta de cinismo, deben intervenir los trabajadores.
El lunes se registraron 129 nuevos casos.
El jefe de gobierno “republicano” violenta la votación de la legislatura del protocolo de Interrupción Legal del Embarazo