CHACO

Detienen ilegítimamente a joven de la comunidad Qom en Sáenz Peña

La policía chaqueña, al mando del comisario Ramón Zarza de Sáenz Peña, detuvo este sábado 5 de diciembre al simpatizante del PO, integrante de un pueblo originario y trabajador municipal, Federico Fernández de veinticinco años.

La detención ocurrió en horario de la tarde cuando Fernández salía de su trabajo y se dirigía a su domicilio en el Barrio Santa Mónica, un barrio de clase trabajadora. Lo acusan de robar una moto, pero vecinos del barrio afirman que Fernández es inocente y destacan que es un padre de familia ejemplar. Las fuerzas policiales, en su afán de justificar la detención, también acusaron a Federico de haber sustraído artículos electrónicos, como televisores plasmas, pero no pudieron encontrarlos en su domicilio.

Los compañeros del Partido Obrero de Sáenz Peña -la segunda ciudad en importancia de la provincia- señalan que la policía tenía «marcados» a militantes del Partido Obrero, luego de movilizaciones que se realizaron en la Ciudad Termal en contra de la violencia de la mujer y contra el ajuste y el acuerdo con el FMI. Debido a que Fernández pertenece al pueblo Qom y era allegado a algunos de ellos, fue detenido arbitrariamente.

Ahora la familia de Fernández se siente atemorizada por amenazas de los policías. Incluso el mismo Comisario Zarza le exigió a Francisco Fernández, padre de Federico, la suma $2.000 pesos a cambio de «garantizar la seguridad» de su hijo en la celda y que no sea atacado por otros detenidos.

Comisario Zarza

También, referentes del PJ atacaron en declaraciones públicas a los militantes del PO, por lo que en este caso sellan la grieta con la UCR (a la cual pertenece el intendente Bruno Cipolini), y defienden el accionar policial.

Lamentablemente hay que destacar que ese mismo sábado un cuerpo motorizado de la policía abrió fuego en el Barrio Santa Mónica, hiriendo a dos menores (de ocho y once años) que circulaban en la calle, los cuales tuvieron que ser internados en el Hospital 4 de Junio.

Estos hechos aberrantes se dan en el marco de una política de exclusión social y racismo sumada a una táctica de represión hacia los movimientos sociales y minorías por parte del gobernador Capitanich, quien designó en septiembre de este año al sargento Gustavo Olivello (con antecedentes de uso ilegítimo de la fuerza y privación ilegítima de la libertad) como Subsecretario de Prevención y Seguridad en Abordaje Territorial.

 

 

En esta nota

También te puede interesar:

El Partido Obrero realizó un plenario provincial y definió candidatxs para las elecciones.
La burocracia sindical pacta con Capitanich un nuevo acuerdo ruinoso.
Luchemos por salario básico igual a la canasta familiar.
Un despotismo sin control contra aquellos que sostenemos escuelas, garantizamos la enseñanza a pesar de la crisis.