El asesino de Maxi y Darío, ¿camino a la libertad?

Declaraciones de Vanina Kosteki y Néstor Pitrola

Por resolución judicial, rápidamente cumplida por la Secretaría de Justicia de la provincia, el criminal comisario Fanchiotti, condenado por el asesinato de Maximiliano Kosteki y Darío Santillán en la estación Avellaneda en 2002, fue trasladado al Penal Nº 11 de Baradero, en un régimen abierto, lo que plantea la posibilidad de salidas transitorias y posterior liberación.


En declaraciones de prensa esta mañana, Vanina Kosteki sostuvo: "A diez años, la Justicia kircherista, de la mano del juez Ariel Lijo, ha mandado al archivo la causa contra todos los funcionarios responsables, intelectuales del asesinato de Maxi y Darío, Duhalde, Solá, Atanasoff, J.J. Alvarez, Aníbal Fernández, Genuod, entre otros".


"El gobierno no sólo los recicló en sus filas, también negó abrir todos los archivos de la Side y los ha indultado para evitar su condena".


Por su lado, Néstor Pitrola denunció que "el traslado de Fanchiotti y Acosta a una semilibertad en penales controlados por sus amigos del Servicio Penitenciario completa el cuadro de beneficios de los presos amigos del poder (del que no gozan la mayoría de los detenidos comunes) y se suma a la impunidad del asesino del docente Fuentealba, que se pasea por la calles de Zapala (…) Es un capítulo más del rescate kirchnerista de la Bonaerense, que nos costó la desaparición de J. J. López y tantos otros por el gatillo fácil".


El dirigente, que encabezó la columna del Polo Obrero en junio de 2002 en el Puente Pueyrredón, sostuvo que "el próximo 26, el movimiento piquetero, el movimiento obrero clasista, así como la juventud trabajadora y estudiantil, junto a los familiares y a decenas de organizaciones populares van a llenar el Puente Pueyrredón para exigir cárcel común para Fanchiotti, juicio y castigo a los autores políticos e intelectuales de la operación de Estado que pretendió ahogar en sangre el movimiento popular del Argentinazo", dijo.


Tanto Néstor Pitrola como Vanina Kosteki llamaron también a levantar el reclamo por perpetua a los asesinos de Mariano Ferreyra, cuyo juicio comienza el próximo 6 de agosto.

También te puede interesar:

“Levantamos las banderas de Maxi y Darío, en la vigencia de un movimiento piquetero independiente” contra el ajuste.
Denunciaron que los responsables políticos de la Masacre de Avellaneda están en el gobierno.
Crece la lucha piquetera contra el régimen de hambre y miseria del FMI, el gobierno y la oposición patronal.
A 18 años de la masacre de Avellaneda entrevistamos a Eduardo Chiquito Belliboni, del Polo Obrero.
Importante documento de familiares, organizaciones piqueteras, sindicales, de derechos humanos y partidos de izquierda