El FIT-U se movilizó reclamando justicia por Ceferino Nadal

Este lunes 29, durante la mañana, el Frente de Izquierda-Unidad se movilizó a Casa de Gobierno de Tucumán reclamando justicia por Ceferino Nadal, muerto por asfixia a manos de la policía provincial la semana pasada. La víctima, sospechado por un robo, fue reducido por bicipolicías, quienes le pusieron la rodilla en la nuca, mientras el hombre gritaba que no podía respirar.


Gabriela Gramajo, dirigente provincial del Polo Obrero, intervino en el acto remarcando la responsabilidad del gobierno de Juan Manzur y Claudio Maley, ministro de Seguridad, recordando todos los casos de gatillo fácil y atropellos contra las mayorías populares. Afirmó que la policía se encarga de perseguir y violentar a los jóvenes y trabajadores, y que durante la cuarentena se encargaron de hostigar sistemáticamente en los barrios. “A más de 100 días en que el gobierno no da respuesta a los reclamos de los vecinos y a los desocupados que se organizan contra el hambre y la miseria, a Manzur solo le importa poner más mano dura con la policía”, denunció.




Continúa el accionar represivo de la policía tucumana


Luego de la muerte de Nadal, llovieron las denuncias en las redes sociales desde distintos puntos de la provincia en los que la policía cometió diversos crímenes y abusos. En la zona de Mercofrut, personas que se alimentan de los residuos del mercado fueron violentamente reprimidos mientras escarbaban en la basura. Unos días antes, Roxana Monteros, oriunda de Lastenia, radicó una denuncia contra afectivos de la zona por delitos sexuales. Un cabo de la guardia urbana protagonizó una persecución al ser reconocido por un hombre como la persona que le robó $180.000 entre otras cosas. Taxistas denuncian que, mediante maniobras, la policía que custodia el puesto limítrofe con Santiago del Estero, los obligan a pasar a la provincia sin los permisos pertinentes para luego secuestrarles los vehículos y cobrarles una suma importante con tal de no denunciarlos penalmente (lo que los haría perder sus licencias de choferes).


En declaraciones con la prensa local, Maley, defendió el accionar policial que terminó con la vida de Nadal, argumentando que este tenía antecedentes. Estas declaraciones, avalando la doctrina Chocobar de Patricia Bullrich, vienen a reforzar el amparo de un aparato represivo podrido por la corrupción que lo atraviesa de punta a punta, encargado de hacer pasar por la fuerza las políticas de ajuste del albertista Manzur.


Desde el Partido Obrero reclamamos el desmantelamiento total del aparato represivo. ¡Justicia por Ceferino Nadal, Luis Espinoza y todas las víctimas del gatillo fácil! ¡Fuera Claudio Maley! El Estado es responsable.




 

También te puede interesar:

La policial de la provincia actúa siguiendo una orientación política.
La policía disparó por la espalda, y en dos horas limpió la zona.
Está imputado por abuso sexual reiterado y abuso sexual con acceso carnal.