«En plena democracia, sufrimos la dictadura»

«Escuchando a los compañeros, vemos que la mayoría tenemos el mismo problema. Hay que estar en esta situación para valorarla. Lo que nos une es que el gobierno no da soluciones y el problema de la vivienda está cada vez más difícil.


«Hace un tiempo, éramos 1.200 familias en la Villa 31; hoy somos 4.800. En unos años, vamos a ser 6.000 familias, si el gobierno no da soluciones. Queremos una salida viable porque no todos pueden pagar una vivienda al costo que la pone la CMV: hay compañeros que tienen trabajos precarios, hay desocupados, hay madres solteras, hay jubilados y hay personas mayores que no alcanzan los requisitos para la jubilación.


«La solución de la vivienda debe tomarse como una prioridad; tienen que resolver sin burocracia y sin leyes que nunca se cumplen. En plena democracia, sufrimos la dictadura. Tienen que tener la misma seriedad con los vecinos y trabajadores que con el ‘megaproyecto Retiro’. Si alguien no nos vio, vamos a salir a cortar las calles para que nos vean.


«Tratamos de pensar y no entregarnos. Tenemos que llevar a la masa obrera a la educación de que si no nos defendemos entre nosotros, nadie, ni gobierno ni monopolios, nos van a resolver nada.»

En esta nota

También te puede interesar: