Exigimos libertad para Ezequiel Bazán

Concentramos este lunes 31 en los Tribunales de Morón a las 10.30h.

Ezequiel Bazán es un joven merlense de 22 años, víctima de una causa armada por la policía bonaerense. El hecho es una clara señal de amedrentamiento a su madre, Laura Ríos, activista contra el gatillo fácil.

El pasado 4 de Junio, Ezequiel salió de su casa por la tarde para encargarle una torta a una conocida suya que reside en parque San Martín, localidad de Merlo. A las 20:21h de la noche le mandó un mensaje de WhatsApp a su pareja para avisarle que ya estaba regresando a su casa. Pero en el camino fue interceptado por un Ford Falcon con tres policías armados vestidos de civil. Ezequiel pensó que estaba siendo asaltado y cuando se le acercaron les entregó el celular y les dijo que no tenía dinero. Sin mediar palabra y sin identificarse lo bajaron de la camioneta y lo golpearon en la nuca. Acto seguido comenzaron a llegar móviles policiales al lugar y Ezequiel es arrestado y trasladado a la Comisaría 1ra de Merlo.

La causa fue caratulada como «robo agravado por el uso de arma de fuego” y se encuentra en manos de la UFI N°5 de Morón, a cargo del fiscal Claudio Oviedo y de su instructor Leandro Vaccaro, quienes hasta ahora han convalidado las irregularidades del personal policial en la identificación, detención y sumario del expediente.

La familia de Ezequiel realizó una investigación por su cuenta, visitaron el lugar de los hechos, hablaron con las víctimas del supuesto robo, grabaron la charla y la presentaron a la causa y demostraron que el joven no estuvo ni cerca del lugar y que lo único que tienen contra él es que se señalaba a los asaltantes movilizándose en una camioneta Fiorino blanca, similar a la que conducía Ezequiel. Sin embargo, las víctimas del robo hablaron de cinco asaltantes armados que entraron en su casa a los cuales no pueden reconocer ni identificar. Ezequiel fue detenido solo, sin armas, lejos del lugar del robo y en un procedimiento irregular. Según la policía hubo una persecución a la camioneta, pero el móvil de Ezequiel no supera los 60km/h por fallas mecánicas. Además, hay irregularidades y dobles versiones de los policías en el acta de detención y en las modulaciones de radio policial en la supuesta persecución. Del 911 modulan que se ubicó la camioneta abandonada, sin ocupantes y con la detención de los delincuentes en las cercanías, mientras el personal de calle ubica a Ezequiel como único detenido. Para completar, y siendo que el robo se denunció como realizado en banda, en las pericias de huellas sobre la camioneta de Ezequiel sólo se encontraron rastros de sus propias huellas y no de otras personas.

La familia denuncia que Ezequiel está hacinado en el lugar de detención, durmiendo en el piso y que no recibe atención médica siendo que presenta problemas bronquiales y debiera recibir tratamiento kinesiológico por una lesión en la pierna que compromete su capacidad de caminar.

Ezequiel es hijo de Laura Ríos y sobrino de Franco Quintero, quien fuera asesinado a sangre fría el 27 de noviembre de 2018 por la policía local de Paso del Rey. A partir de la lucha por justicia por Franco, su hermana Laura se metió de lleno en la causa y se ganó la enemistad de la policía de la zona. Ella acompaña distintas luchas contra causas armadas y a personas en contexto de encierro y participa de la Marcha Nacional Contra el Gatillo Fácil, lo que la hizo un blanco de distintas persecuciones y amedrentamiento de parte de la maldita bonaerense. Al respecto de lo que sucedió con su hijo Ezequiel, Laura denuncia que “el hecho, armado por la policía, fue una clara venganza contra mi lucha en defensa de los privados de libertad y contra el gatillo fácil”.

Próximo a cumplirse tres meses desde que Ezequiel no puede reencontrarse con su familia convocamos a la manifestación y radio abierta que tendrá lugar este lunes 31 a las 10:30hs en los Tribunales de Morón. Exigimos libertad y justicia para Ezequiel. Basta de persecución y abuso policial. Basta de gatillo fácil. Fuera Berni. Desmantelamiento del aparato represivo.

También te puede interesar:

Afectaría gravemente el medio ambiente regional y los barrios populares.
Cinco policías imputados y detenidos, en el banquillo de los acusados faltan responsables.
El proyecto incluye a las dirigentes de los gremios burocratizados, mientras le dan la espalda a los reclamos femeninos en los lugares de trabajo.
El 27 y 28 en el marco del paro nacional de la Conadu Histórica
Son horas claves para la resolución del conflicto y para evitar un desalojo violento.
Basta de criminalizar la protesta social.