Facundo: para terminar con la impunidad hay que empezar apartando a los encubridores            

La Bonaerense cuenta con un asesinato por gatillo fácil cada cuarenta horas solo en el último mes.

El presidente Alberto Fernández y el gobernador Axel Kicillof han afirmado -refiriéndose al caso de Facundo Castro- que no van a encubrir ni proteger a nadie. Es lo que la población, que no está dispuesta a admitir la impunidad, reclama.

Con independencia de que el cuerpo hallado pertenezca o no a Facundo, o que pueda determinarse cómo murió, o de quién es la responsabilidad de su muerte -si es que esto se confirma- ya existe un delito sobre el que se debe actuar para que no quede impune y es el encubrimiento sobre el accionar de la Bonaerense.

Por ese delito, debe renunciar de inmediato Sergio Berni responsable de encubrir el accionar de la policía a su cargo; la que plantó pruebas, testigos falsos y que amenazó a los abogados y a la madre de Facundo. Esa misma policía que dijo que no habían detenido a Facundo hasta que apareció su foto esposado junto a la camioneta, o que afirmó que Facundo no tenía documento hasta que apareció su foto en el teléfono de uno de los policías.

No le bastaron a Berni las reiteradas denuncias públicas de la madre, de todo este accionar infame de las tropas a su cargo para apartar o siquiera suspender a los comisarios y a los policías denunciados. Por el contrario, Berni se entrevistó con ellos y luego los dejó en funciones con las manos libres para seguir entorpeciendo la investigación y borrar huellas. El accionar de Berni, quien incluso dice hasta hoy que no está probada la participación de la policía, constituye delito de encubrimiento en cualquier lugar del mundo.

Un encubrimiento que no se acaba en el caso de Facundo, ya que la Bonaerense cuenta con un asesinato por gatillo fácil cada cuarenta horas solo en el último mes sin que se aparte a los responsables. Mientras tanto, Berni, que intenta promocionarse como el hombre de acción de la derecha bolsonarista, monta operativos cinematográficos con despliegues desproporcionados de equipos y armamento para detener perejiles, pero no puede presentar una sola lista de detenidos en los ocho meses que lleva como ministro de Seguridad de los policías y comisarios corruptos que son partícipes directos o que cobran millonarios peajes por permitir el narcotráfico, las redes de trata, los prostibulos, los desarmaderos de autos y otros ilícitos.

Terminar con la impunidad es un imperativo de salud pública para defender a nuestra juventud y a la población trabajadora que es siempre la víctima de la violencia estatal.

Aparición de Facundo. Investigación y desmantelamiento de la bonaerense. Fuera Berni. El Estado es responsable.

También te puede interesar: