Florencio Varela no quiere más impunidad

Juicio y perpetua a los torturadores y asesinos de Andrea Viera
Por Claudio
Florencio Varela

Con una masiva marcha de 3.000 personas (Varela al día, 23/5), el pasado sábado 21 se realizó la segunda movilización a la Comisaría 1ª en repudio del asesinato de Andrea Viera, la joven que falleciera el 22 de mayo de 2002, tras ser detenida y torturada en esa dependencia. Andrea había sido detenida, junto con su novio, por “averiguación de antecedentes” en la estación de Zeballos.


La marcha fue encabezada por los hermanos de Andrea y se movilizaron H.I.J.O.S., agrupaciones de derechos humanos, organizaciones piqueteras (Polo Obrero, MTD Aníbal Verón, MST, CCC, entre otros) y partidos de izquierda.


Frente a la Comisaría nos esperaban, además de un nutrido pelotón de infantería, el titular Edgardo Lueiro y el jefe distrital Horacio González. Frente a ellos, Eugenia Vázquez, hermana de Andrea, denunció a la institución policial y reclamó prisión efectiva para todos los implicados. A continuación, se descubrió una placa en la plazoleta (frente a la seccional), donde se lee “Andrea Viera, torturada y asesinada por la Policía Bonaerense de la Comisaría 1ª de Florencio Varela” y se plantó un árbol en su recuerdo.


Aunque hay cinco policías imputados, pasados tres años la causa está parada. Este caso, como el asesinato de Germán Laura en la Comisaría 3ª, y la muerte de Natalia Di Gallo en el Parque Pereyra, donde también se sospecha de la Bonaerense, desnuda la política re.presiva de un gobierno y un régimen político en descomposición.


Para garantizar la seguridad pública, nada mejor que disolver el aparato represivo y seleccionar la seguridad en los barrios por medio de asambleas de vecinos. Juicio y prisión perpetua para los policías torturadores y asesinos

También te puede interesar:

La patronal mandó una patota con armas contra el acampe obrero. Se trata del mismo dueño que el Frigorífico Penta.
Una familia fue víctima de un siniestro vial en un lugar donde los vecinos denuncian falta de políticas de señalización y tránsito.