Homenaje a Carlos Banylis

Por J. Díaz


El sábado 27 de octubre se realizó en Ituzaingó, a iniciativa de Hijos Capital, un homenaje a Carlos Banylis, quien fuera delegado de Transporte del Oeste (TDO), asesinado por la Triple A el 10 de junio de 1975. Carlos era militante del PC y formaba parte de la oposición a la burocracia de la UTA. Esta condición le hizo recibir varias amenazas, lo que llevó a tomar el resguardo de dejar su puesto de trabajo como chofer. Esa decisión no evitó que un grupo de las AAA se presentara una noche en su casa y lo acribillara frente a su mujer y sus hijos.


 


El crimen fue encubierto por el juez que atendió la causa, evidenciando -como en tantos otros casos- que desde antes de 1976 el terrorismo era una política de Estado que involucraba al conjunto del poder político. El asesinato de Banylis estuvo al servicio de la orden, dictada por el gobierno peronista, de aplastar a los movimientos que dentro de los sindicatos cuestionaban a la burocracia lopezrreguista. En TDO, su muerte le permitió a la patronal liquidar las conquistas obtenidas en los '70 (como haber eliminado el trabajo sin libreta). Aquel nivel de organización alcanzado, sólo se empezó a recuperar luego de varios años con el proceso que llevó al triunfo de la actual comisión interna clasista. En el homenaje hicieron uso de la palabra su familia y sus compañeros de militancia, y se colocó una baldosa con el nombre de Carlos Banylis. Una delegación participó en representación de los delegados y trabajadores de Ecotrans (ex TDO), quienes continúan con la tarea pendiente de recuperar los sindicatos de manos de la burocracia sindical y ponerlos al servicio de un gobierno de los trabajadores.


 


 

En esta nota

También te puede interesar:

Los trabajadores de transporte pierden un 10% del salario.
Reclamamos condiciones de seguridad para los trabajadores.
Los trabajadores renovaron el mandato de sus delegados contra las maniobras de la burocracia.
En reclamo de $150 mil de básico y un bono de $50 mil.
Reproducimos un artículo de Daniel Sierra publicado hace un año en Prensa Obrera (10/6/20).