Intento de homicidio contra dirigente del Partido Obrero en Soldati

El compañero Julio Cari -vicepresidente de la vecinal de Piletones, candidato a presidente de la Lista Naranja y miembro del Partido Obrero- fue atacado por una patota, que lo golpeó y le gatilló un arma de fuego, sin que salga el tiro, por lo menos cuatro veces en la puerta del local de Soldati, el domingo 21 de noviembre por la tarde. El compañero, de forma heroica, se resistió a los gritos y enfrentando a los matones físicamente, hasta provocar la huida de estos agresores. No fue un robo porque no le pidieron nada, los cobardes sólo le dijeron: «bájate y dejá de joder». Después de este incidente, llamamos en cinco oportunidades a la policía, que nunca concurrió.

El ataque se da junto a una serie de aprietes que estaba recibiendo nuestro compañero por parte de Ozuna, viejo puntero vinculado a la Ugis (organismo del gobierno de Macri para refaccionar las villas) y a la Corporación del Sur, quien antes estuvo vinculado con las Madres de Plaza de Mayo. El mismo Ozuna esperó a Julio Cari en la puerta de su casa, durante la semana pasada, con otros matones con el objetivo de obligarlo a firmar un acta para adelantar las elecciones del barrio en condiciones totalmente fraudulentas. Nuestro compañero, a pesar de las intimidaciones, se negó a firmar y, entonces, este Ozuna lo amenazó de muerte (incluso por mensajitos de texto).

Estos ataques no son un rayo en un cielo sereno, sino que se inscriben en un proceso donde el partido está recibiendo una serie de ataques permanentes: nuestro local, donde funciona el comedor popular del Polo Obrero, fue robado en cuatro oportunidades, por este motivo realizamos hace 15 días una gran movilización a la Comisaría 36ª denunciando la zona liberada, la que contó con total apoyo de los vecinos -donde planteamos que existe una complicidad de los punteros, los narcos y la policía.

Para nosotros, la política de estos punteros está respaldada y promovida por el gobierno de la ciudad. Existe un tal «comandante» Rodríguez que opera en las sombras y que está intentando, por todos los medios, realizar un armado macrista en las villas, cooptando a viejos punteros mercenarios que vienen de las peores estructuras de los partidos patronales.

Quieren instalar en Piletones-Soldati un gran fraude para quedarse con la vecinal, truchando los censos, adelantando las elecciones y amedrentando a los que no están en esta intentona. En este cuadro, el compañero Diosnel, de la Darío Santillán de la Villa 20, también recibió una serie de ataques por parte del puntero Changalay, quien defiende los mismos intereses antes mencionados.

En Soldati y en toda la zona, los vecinos no aguantan más estas mafias, las que tienen zona liberada para actuar, están envalentonadas y en las últimas horas atacaron a la escuela secundaria del barrio, donde golpearon a alumnos y profesores e intentaron asesinar a un pibe que quiso defender el establecimiento, lo cual provocó una conmoción en toda la ciudad.

Por esto comenzamos, junto a todas las organizaciones populares del barrio y de toda la zona oeste de la capital, una gran campaña de lucha y de denuncia. Vamos a realizar un acto en Piletones el viernes 3 de diciembre, a las 12 horas, debajo de la autopista. Aparte, hemos realizado la denuncia correspondiente en la Comisaría 36ª, en el juzgado del juez Gallardo que interviene en el proceso de normalización de las villas y en la Legislatura de la Ciudad, donde varios legisladores se comprometieron a apoyar nuestro reclamo.

Exigimos al gobierno nacional que tome cartas en el asunto y garantice el fin de estos actos criminales existen todas las pruebas y los testigos para dar con los responsables materiales e intelectuales. Basta de complicidades de la policía que otorga zonas liberadas. Por elecciones en tiempo y forma para garantizar en Piletones un acto democrático sin fraude, donde gane el más votado. Abajo la burocracia villera y el gobierno de Macri, que intenta reconstruirla para tener su propio aparato.

En esta nota

También te puede interesar:

Desde el Polo obrero denunciamos el mamarracho qué está haciendo el gobierno con las víctimas de violencia de género.
Se puso en pie el Plenario de Trabajadoras (PDT) en el barrio.
Exigimos a Larreta aumento real de la asistencia alimentaria y kits sanitarios.
La muerte de Cristian Crespo expuso nuevamente el cuadro de profunda crisis que se vive en las comunas del sur de la Ciudad