Juicio ABO III: declararon las hijas de Elia Espen

Silvia y Gabriela Miedan brindaron testimonio sobre el secuestro de su hermano, Hugo.
abogada querellante de Elia Espen


"39 años y unas cuantas horas esperé para que llegara este momento”, comenzó su declaración Silvia Miedan. “Siempre soñé que alguna vez la justicia me iba a llamar, pero no.” Casi cuarenta años atrás, Elia Espen y sus hijas fueron víctimas de un brutal allanamiento en su casa, cuando una patota del Ejército buscaba a Hugo, su hermano. 


Frente al tribunal que juzga la causa ABO III, Silvia y su hermana, Gabriela, recordaron a la perfección los rasgos de la persona que oficiaba de jefe, un sujeto que vestía pilotín y tenía el torso desnudo, del que colgaba una cruz. Los militares destruyeron la casa de Flores donde vivían y rompieron todo lo que tenían a su paso.


Las hermanas Miedan expresaron su enojo porque no estuvieron sentados en la sala de audiencia los imputados, acusados de secuestrar, torturar y de la desaparición de Hugo Miedan, de 27 años, a quien vieron por última vez el 18 de febrero de 1977.


Finalmente, se les exhibió la carpeta de fotos de militares. Silvia reconoció a los cuatro que habían ingresado a su domicilio. Uno de ellos, Carlos Lorenzetti, está imputado en esta causa y se retiró de la Policía Federal Argentina con el cargo de subcomisario. Goza de prisión domiciliaria.


Gabriela, quien dijo que a sus 11 años dejó la niñez y que todo su mundo se modificó, rodeado de dolor y estigmatización, también reconoció al represor, coincidiendo con su hermana.


Ninguna de las dos había sido citada antes, ni les habían exhibido fotografías. Tuvieron que esperar 39 años para declarar ante la justicia y esto ocurrió ahora no de oficio sino por pedido expreso de la representación letrada de Elia Espen. Como es moneda corriente en estos juicios, la totalidad de la prueba es conseguida por las propias víctimas, sobrevivientes, familiares y organismos de derechos humanos.


En la audiencia, acompañando a Elia y a sus hijas, estuvieron presentes Nora Cortiñas y los diputados del Frente de Izquierda-Partido Obrero, Néstor Pitrola y Pablo López.


Una vez más, decimos: inmediata apertura de los archivos de la dictadura, no a la fragmentación de los juicios, no a los arrestos domiciliarios


30.000 compañeros detenidos desaparecidos ¡Presentes! ¡Ahora y siempre!

También te puede interesar:

¡Hasta la victoria, Luisa Toledo!
Reclamamos una comisión independiente que investigue todas las denuncias de violaciones a los derechos humanos.
Con las luchas de salud y educación; por la democratización y la independencia de los bloques de la Facultad y los gobiernos.
Vamos por un plan de lucha en defensa de la salud, la educación, los tratamientos y las personas con discapacidad.
Conocer nuestros derechos conquistados y organizarnos por los que nos faltan.