¡Justicia por Facundo!, un grito nacional

En Plaza de Mayo y en todo el país se realizaron movilizaciones tras la confirmación de que el cuerpo hallado pertenece al joven desaparecido por la Bonaerense.

@ojoandres / @ojoobrerofotografia

En todo el país se realizaron movilizaciones para reclamar justicia por Facundo Astudillo Castro, el joven de 22 años que permanecía desaparecido desde el 30 de abril, hasta que el miércoles 2 de septiembre se confirmó que el cuerpo que había sido hallado sin vida el 15 de agosto era el suyo. En todas las convocatorias, se señaló las responsabilidad estatal en el crimen, se denunció el encubrimiento en la causa, y se exigió «¡Fuera Berni!»

Ya desde la noche del 2, una vigilia fue realizada por los amigos y familiares de Facundo en la localidad de Pedro Luro, a la espera del traslado del cuerpo para ser sepultado en el cementerio municipal. Fue una conmovedora concentración con gran mayoría de jóvenes, que pasaron la noche apoyando a Cristina Castro, madre de Facundo, y reclamando «verdad y justicia».

Vigilia en la localidad de Pedro Luro, de donde era Facundo.

Por la tarde del 3, luego de que se realizaran concentraciones a lo largo y ancho del país, se desarrolló una multitudinaria movilización en la Ciudad de Buenos Aires, desde Congreso hasta Plaza de Mayo. En las horas previas, se difundió la noticia de que un peritaje había identificado rastros de Facundo en un patrullero que estuvo cerca de la zona donde fue hallado el cuerpo.

Desde la marcha, la diputada nacional Romina Del Plá, del Frente de Izquierda, declaró que «cada vez más las pruebas demuestran que la responsabilidad de la Bonaerense es total, y que es protegida por Sergio Berni y por todo el poder político de la provincia. La ratificación de Berni en el Ministerio de Seguridad es la ratificación de las pistas faltas, del intento de desviar investigación y maltratar a los abogados y familiares de Facundo». Por último, concluyó convocando para el 19 de septiembre al «plenario nacional antirrepresivo con familiares y organizaciones que luchamos contra el gatillo fácil y la impunidad».

 

Al finalizar la convocatoria, se realizó una acto en la Plaza de Mayo en la que se leyó un contundente documento del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia. Allí se denunció que el crimen «ha sido cometido por una fuerza policial, la Bonaerense, esa misma ‘maldita policía’ que en sus retenes de control de cuarentena detuvo dos veces a Facundo, lo interrogó, lo fotografió, lo trasladó en su móvil, lo llevó a una comisaría, lo desapareció y todavía sigue mintiendo que no sabe nada. ¡Y después de todo eso no hay ni un solo policía preso!»

También se destacó que «desde que empezó la cuarentena van 102 asesinatos a manos del aparato estatal. Exigimos justicia por todas las víctimas. En el caso de Facundo, además de la Bonaerense, también son responsables la jueza (Gabriela) Marrón y al fiscal (Santiago Ulpiano) Martínez que vienen demorando, desviando y obstaculizando la investigación. Pero es responsable también el poder político, de la provincia y de la nación». Agregaron que «Berni dice que ‘nada involucra a la Bonaerense’, desmiente a Cristina Castro y amenaza a sus abogados, todo lo cual repudiamos. Por eso hoy, desde el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia volvemos a exigir con toda convicción: ¡Fuera Berni!»

Por último, se señaló a la cúspide del poder de la provincia, al enfatizar que «a pesar de todo lo ocurrido el gobernador Axel Kicillof sigue manteniendo en su cargo al represor y encubridor Berni», y además «ahora utiliza el problema de la inseguridad para desplegar en el conurbano su ‘Plan Centinela’, con miles de policías y gendarmes más en los barrios populares». El documento concluyó que «cuando por arriba se empodera a las fuerzas represivas, por abajo se reprime a las luchas sociales, las tomas de tierras y los reclamos ambientales; crece la violencia policial y de las demás fuerzas, hay más torturas y muertes en comisarías y cárceles, más gatillo fácil y más desapariciones forzadas seguidas de muerte, como la de Facundo».

Con esta enorme acción, y todas las que se realizaron en todo el país, comienza una nueva etapa en la lucha para exigir el juicio y el castigo a los responsables del crimen de Facundo y que Berni sea desplazado, para golpear en el corazón de la política criminal de reforzamiento represivo.

Juicio y castigo a los culpables. Basta de gatillo fácil. ¡Fuera Berni! ¡Facundo Astudillo Castro, presente!

También te puede interesar:

Desmenuzando el comunicado del ministro desalojador
El FIT repudió las declaraciones fascitoides y la represión estatal.
Las tergiversaciones y mentiras de los canales informativos acerca de lo sucedido durante el brutal operativo represivo.
Al menos 39 pobladores y militantes de distintas organizaciones están aprehendidos. Varios heridos.
Los subsidios solo alcanzarían a una ínfima porción del déficit habitacional.