La madre de Plaza de Mayo Elia Espen recibió el legajo de su hijo desaparecido

[VIDEO]


Elia Espen, Madre de Plaza de Mayo (LF), recibió ayer el legajo de su hijo Hugo Miedan, estudiante de arquitectura de la Universidad de Buenos Aires, desaparecido por la dictadura genocida el 18 de febrero de 1977.


 


En un acto cargado de emoción, Elia fue acompañada por un centenar de compañeros de organismos de derechos humanos. Sus eternas compañeras de lucha,Norita Cortiñas y Mirta Baravalle estuvieron presentes, como así también Jorge Altamira y el diputado nacional Pablo López, del Partido Obrero, Familiares de Detenidos por Razones Políticas, Ceadig (Centro de Estudiantes de Arquitectura y Diseño Gráfico de la UBA),  PTS, entre otros.


 


Durante el acto, se hicieron llegar múltiples adhesiones que reinvindicaban la actualidad de revalidar el compromiso contra la impunidad de los genocidas. La abogada de Elia, Liliana Alaniz de Apel, destacó la lucha infranqueable de Elia y las Madres que mantuvieron la independencia política de todos los gobiernos y trazaron una línea de lucha estando codo a codo con los trabajadores ante cada atropello del estado.


 


Adelantó que en los próximos dás comenzarán los alegatos en el juicio ABO (Atlético-Banco-Olimpo) y la necesidad de acusar por genocidio a los represores. También planteó que era vital la presencia de todos los militantes de derechos humanos para exigir la condena a perpetua de todos los genocidas, en especial una época en la que ya no se ocultan los intentos de reconciliación con las fuerzas armadas, que iniciara Cristina Kirchner con el general Milani.


 


Las Madres rindieron homenaje a Elia, recordando sus primeros encuentros y la cantidad de luchas que compartieron en estos 40 años. Los asistentes corearon: “¡Madres de la Plaza, el pueblo las abraza!”


 


Silvia Miedan, hermana de Hugo, leyó una carta que recordaba a Hugo y resaltaba la huella imborrable que dejó a su familia.


 


La Asociación de Ex Detenidos Desaparecidos, junto a Mónica Ditman, prepararó un video con fotografías de la familia Miedan.


 


Elia agradeció la presencia de los concurrentes y conmovió a todos al decir: “Desde el fondo del mar,  Hugo me dice: seguí mamá”. Entre lágrimas y con el puño en alto, reafirmo que la lucha continúa.


 


En el juicio ABO se juzga tan solo a 9 genocidas por la desaparición, asesinatos, torturas y violaciones de 352 compañeros que fueron llevados a los centros clandestinos de detención Atlético, Banco Olimpo. Entre ellos, se encuentra Hugo Miedan, Pablo Rieznik  y José Luna -y su compañera-, hijo de nuestra recordada Tona Luna, Madre y militante del PO.


 


39 años después de la desaparición de Hugo, Elia pudo declarar por primera vez a instancias de la petición que realiza junto a sus patrocinantes, y meses después pudieron declarar sus hijas Silvia y Gabriela, que pudieron narrar ante la justicia el allanamiento y vejámenes a los que fueron sometidas ese mismo día.


 


Este juicio se encuentro en los tramos finales: el 2 de agosto, comienza a alegar la fiscal Gabriela Sosti, una de las pocas fiscales de lesa humanidad que acusan por genocidio. Posteriormente las querellas.


 


Convocamos a toda la militancia a acompañar en los alegatos a Elia, las Madres y por la memoria de los 30000 compañeros detenidos desaparecidos seguir reclamando puño en alto, por la cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas.


 


No olvidamos, no perdonamos, no nos reconciliamos.


 


¡Son 30000!


En esta nota

También te puede interesar:

Silvia y Gabriela Miedan brindaron testimonio sobre el secuestro de su hermano, Hugo.
La lucha contra la impunidad del genocidio está lejos de haber concluido.
Tercer tramo del juicio por los centros clandestinos Club Atlético, Banco y Olimpo (ABO)
El 4 de abril concluyó el alegato de Justicia Ya!, que se desarrolló durante tres intensas jornadas