La Matanza: charla de la juventud de cara a la movilización contra el gatillo fácil

Participaron más de 40 jóvenes del barrio Nicol, Virrey del Pino km35.

En el comedor del Polo Obrero del Nicol, en el distrito de La Matanza, tuvo lugar una nutrida charla de la Juventud del Polo Obrero y la UJS con los candidatos jóvenes que integran la lista local del FIT-U convocando a la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil.

La juventud de La Matanza sabe bien lo que es el hostigamiento policial y la impunidad: todavía resuenan los casos de Lucas Verón, asesinado durante la cuarentena por la Bonaerense; así como el de Facundo Castro, y, más atrás, el de Luciano Arruga, asesinado por negarse a robar para la policía. También discutimos sobre la represión estatal ante reclamos populares como tierra y vivienda, como en Guernica o en Nueva Unión.

Concluimos en que el gatillo fácil, el reforzamiento de gendarmería en los barrios y la represión son herramientas que usa el Estado para disciplinar a los trabajadores, a la juventud y a los que se movilizan por sus reclamos frente a un ajuste que lleva años agravándose mientras pasan los distintos gobiernos.

Las elecciones PASO que serán en unas semanas también tuvieron lugar en la charla. Es que a pesar de la falsa grieta que pretenden instalar, es evidente que tanto el Frente de Todos como Juntos por el Cambio tienen una política represiva, de empoderamiento de las fuerzas armadas y de coexistencia con la corrupción de la policía. Tanto Berni de un lado como Bullrich del otro representan lo más rancio de la mano dura actualmente, ambos son defensores del gatillo fácil y la impunidad policial. También en las listas de Milei y Espert pululan milicos retirados.

En La Matanza, el eje principal de campaña de Fernando Espinoza comprende el reforzamiento de la gendarmería y la policía, para montar, por ejemplo, operativos represivos como el que organizaron el día de ayer en las puertas de la Municipalidad ante la movilización de cientos de familias que se movilizaron por tierra y vivienda.

Solo el Frente de Izquierda-Unidad denuncia abiertamente esta política represiva y se organiza contra la impunidad junto a las organizaciones sociales independientes del Estado. Pero el compromiso de los partidos del sistema con la represión no es por puro gusto, sino por necesidad. El acuerdo con el FMI requerirá un ajuste aún mayor en el salario, la jubilación y los derechos laborales, en los gastos en salud y educación, y la única forma de hacerlo pasar será profundizando la represión. Por eso también se remarcó la necesidad, no solo de votar masivamente al FIT-U, sino de reforzar la organización popular independiente y de lucha.

Discutimos también reforzar la organización de los jóvenes estudiantes por condiciones de estudio, por becas y escuelas en condiciones. La predisposición a la lucha durante toda la pandemia de las juventudes piqueteras para poder estudiar sin dudas impactó en el Nicol y en toda La Matanza.

La lucha contra el gatillo fácil y la impunidad, así como para poder estudiar, son ejes que despiertan un interés muy importante a lo largo y ancho de nuestro distrito. Hoy, participaron miles de jóvenes de la Marcha Nacional contra el Gatillo Fácil, como ocurrió en las puertas del Ministerio de Educación por dispositivos y conectividad.

La campaña del Partido Obrero en el Frente de Izquierda-Unidad está al servicio de esas y todas las luchas populares, con el objetivo de acompañarlas y de sacar conclusiones políticas de fondo para sumar a miles de jóvenes a la lucha por una transformación social.

¡Fuera la gendarmería y la policía de nuestros barrios!
¡Basta de gatillo fácil!
¡Fuera Berni!

 

También te puede interesar:

Más de 10 mil compañeros y compañeras reclamaron por trabajo genuino, aumento de los programas, vivienda y alimento para los comedores.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
Redoblemos esfuerzos de cara a las elecciones generales para concluir una gran votación.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.
La jornada nacional de lucha reafirma las necesidades urgentes insatisfechas por el gobierno de Alberto Fernández.