La Matanza: el gobierno amenaza con desalojar a autoconvocados contra el Ceamse

Así actúa el PJ del intendente Espinoza

La semana pasada, un importante grupo de trabajadores feriantes que intentaba mantener su actividad para subsistir en el marco de la cuarentena por el avance del coronavirus, alrededor de la estación de González Catán, fue violentamente desalojado por la policía local dependiente de la Municipalidad de La Matanza. En su accionar, las fuerzas de «seguridad» distrital se presentaron con camionetas y una topadora, destruyeron puestos, quemaron las estructuras de los mismos y amedrentaron a las personas que intentaban ayudar a los puesteros.

Al mismo tiempo, Darío Butera, funcionario municipal con el cargo de Director de Trabajo, amenazó a los vecinos organizados en el Centro Cultural Galpón 3, que se encuentra al lado de la estación. Allí funciona la asamblea de vecinos autoconvocados contra el Ceamse, quienes vienen denunciando hace largos años los problemas ambientales y de salud que provoca el basural a cielo abierto creado en González Catán bajo la última dictadura militar y mantenido con la complicidad de los sucesivos gobiernos. «Voy a arrasar con todo», fue la forma en la que se expresó el «Estado presente» del intendente Fernando Espinoza y del gobierno «nacional y popular».

En uno de los distritos del conurbano donde la crisis económica y sanitaria se viene profundizando con mayor crudeza, con un IFE (Ingreso Familiar de Emergencia) insuficiente que deja a miles de trabajadores informales y desocupados sin ingresos, donde se multiplican las ollas populares en los barrios, el gobierno local toma el camino de la represión no para garantizar la cuarentena sino para mantener un general disciplinamiento sobre la clase trabajadora.

Desde el Partido Obrero repudiamos este avasallamiento sufrido por los trabajadores feriantes así como también por los vecinos autoconvocados contra el Ceamse. Los compañeros y compañeras del Partido Obrero de La Matanza nos ponemos a disposición de estos trabajadores y de los vecinos organizados de González Catán. Asimismo, llamamos a continuar y fortalecer la organización política independiente del conjunto de los trabajadores de La Matanza para enfrentar estos atropellos del Estado y sus partidos patronales y para que la crisis la paguen los capitalistas.

También te puede interesar:

En Laferrere, sus padres y vecinos cortaron la ruta 21. La policía reprimió con balas de goma.
La lucha por la tierra y la vivienda es una lucha de clases. Tierra para los trabajadores, no para los especuladores.
La respuesta represiva a las familias que luchan por acceder a una vivienda.
Espinoza se suma a la orientación represiva contra los trabajadores sin vivienda.
"Un barbijo te puede proteger del Covid-19, pero no del sílice en el aire". Entrevista a Susana Aranda, referente de esta lucha.