La Matanza: la Bonaerense detiene sin pruebas y tortura a tres jóvenes por un homicidio

Están acusados de haber asaltado y asesinado a Nahuel Zárate en Virrey del Pino.

El 4 de diciembre vecinos de Virrey del Pino movilizaron a la Comisaría Distrital Sur 2º para exigir la libertad de tres trabajadores que fueron detenidos y acusados sin pruebas por el crimen de Nahuel Zárate, cometido el pasado miércoles 24 de junio en el barrio Oro Verde en medio de un robo por tres personas que luego se dieron a la fuga. Las familias de los detenidos aseguran tener pruebas de que ellos no tienen responsabilidad alguna en el crimen.

Nahuel Hernán Montenegro se encontraba en su domicilio, se había retirado por sufrir un accidente laboral en una de sus manos. En la vereda fue abordado por efectivos policiales y llevado en calidad de testigo en un patrullero hacia la Comisaría Distrital Sur 2º del kilómetro 35. Una vez allí le tomaron declaración y luego lo llevaron esposado a uno de los cuartos de detención donde fue golpeado por un oficial y acusado por homicidio de Nahuel Zárate. Allí lo retuvieron esposado y parado todo el día, a sabiendas del corte y vendaje que tenía en una de sus manos. Aproximadamente al mes es trasladado a la alcaldía N°56 de Virrey del Pino y más tarde a la penitenciaría de Florencio Varela, donde espera el juicio.

Emiliano Romano, se encontraba en su domicilio el día del hecho. Sale a la vereda de su casa llamado por Miguel del Castillo, donde fueron abordados por unos oficiales en un patrullero y requisados. Los esposaron y llevaron, sin mediar explicación, hacia la Comisaría Distrital Sur 2°. Emiliano es separado de Miguel y llevado a un cuarto donde es golpeado por el comisario Diego Ocampo, quien le apuntó a la cabeza con un arma de fuego y lo acusó por el homicidio. Este accionar policial fue descrito por Emiliano, quien luego de unos días fue trasladado a una comisaría de Don Bosco, luego a la alcaldía Nº56 y al día de hoy se encuentra detenido en la penitenciaría de Florencio Varela también a la espera de un juicio, al igual que Miguel Castillo.

Esta especie de “cacería” al azar deja en evidencia los métodos con los que opera la Policía bonaerense, basados en el amedrentamiento y el abuso de poder sobre la juventud trabajadora. No han investigado el homicidio de Nahuel Zárate, solo incriminan sin pruebas a tres jóvenes, quienes además sufrieron violencia de todo tipo por parte de diferentes comisarios. Este accionar se profundizó durante la cuarentena en toda la provincia, con cifras de gatillo fácil que van en aumento y el caso de Facundo Astudillo Casto como síntesis de la complicidad política que es necesaria para que puedan operar contra los sectores más golpeados por la crisis en curso.

¡Fuera la policía de nuestros barrios!

¡Fuera Berni! Desmantelamiento del aparato represivo.

También te puede interesar:

Todos con los trabajadores del neumático y el Sutna.
Una bomba de tiempo ante la falta de inversiones.
En repudio a la falta de respuestas del municipio a sus reclamos por el asfalto, la limpieza, el transporte público, entre otros.