La Plata: se votó el Código represivo de Julio Garro con la pasividad cómplice del Frente de Todos

El Frente de Izquierda volvió a ganar la calle.

Finalmente, Julio Garro, el intendente de La Plata, impuso la mayoría automática del Pro y sus aliados en el Concejo Deliberante para aprobar el “Código de Convivencia”. El Frente de Todos votó en contra pero no movió un dedo para hacer fracasar esta suma de ordenanzas contra las manifestaciones, los reclamos populares y la prohibición de la venta callejera de sobrevivencia. La “oposición” de los ediles peronistas fue un saludo a la bandera, a sabiendas que Juntos tenía mayoría para sacar la ordenanza, y un rosario de lamentos por “la falta de consenso” y el “apuro” del jefe comunal para que saliera el código antes del 14 de noviembre.

Funcionales a la derecha

Otra vez la respuesta militante y de acción provino de las organizaciones de manteros, feriantes populares, la coordinadora migrante y la izquierda, que se movilizaron masivamente como lo hiciera semanas atrás. El Partido y el Polo Obrero le dieron cuerpo y densidad a una nutrida columna del Frente de Izquierda Unidad que marchó con una bandera de arrastre que decía Abajo el Código Represivo de Garro.

A diferencia de oportunidades anteriores, el Movimiento Evita, la CTA del Cachorro Godoy y algunos satélites del Frente de Todos hicieron acto de presencia formal y fracasaron en su intención de obstaculizar y romper la radio abierta y el acto que protagonizó la columna independiente y de lucha. La CTA Yasky, Patria Grande y el kirchnerismo llevaron hasta el final su seguidismo a Garro desertando de todas las movilizaciones, incluida la del miércoles 3, cuando se votó el Código represivo.

La quiebra política y moral del Frente de Todos platense retrata a un peronismo que tiró la toalla por anticipado, que no hace campaña y que va derecho a una de las peores elecciones de la historia. Esto explica entre otras cosas la fuga de votos al Frente de Izquierda Unidad. Contrastando con el FIT-U que llamó a seguir luchando para impedir que Garro pueda aplicar efectivamente su código antipiquetero, antisindical y reaccionario, el concejal peronista Archanco y candidato a primer diputado provincial por La Cámpora en la octava sección electoral, “vaticinó” que en cinco años tendrán que volver a discutir qué código necesita la ciudad porque el del intendente Garro “no da respuestas”. Señal que para el Frente de Todos el Código represivo ya fue.

Mientras Juntos defiende el mal llamado Código de Convivencia, el kirchnerismo que ganó la interna del Frente de Todos en La Plata hace malabares para suavizar y “civilizar” su voto negativo en el Concejo Deliberante, criticando el afán recaudatorio que fijan las multas elevadas y la “impronta cascocentrista” refiriéndose a que está circunscripto al centro de la ciudad capital de la provincia. ¡Tibio es poco! Sólo el Frente de Izquierda Unidad, y acentuadamente el Partido Obrero, denuncian que este Código Represivo es hermano siamés del Código de Ordenamiento Urbano (COU) a la medida de los grandes grupos inmobiliarios que gobernaron con las intendencias peronistas de Alak y Pablo Bruera, y ahora con el derechista Julio Garro, responsables de la expulsión de 75.000 platenses a asentamientos precarios y sin servicios de la periferia.

 Abajo el Código reaccionario

El rechazo al Código de Garro es una política integral por la reorganización social sobre nuevas bases. A la ciudad de la especulación inmobiliaria, que encarece el precio del suelo y lleva los alquileres por las nubes, y a las intendencias capitalistas que favorecen con exenciones de todo tipo a favor de las construcciones de lujo y barrios privados, el FIT-U  le opone una Ciudad de los trabajadores y un plan de viviendas y urbanización bajo el control del pueblo trabajador. El Código represivo de Julio Garro no gira en el vacío, tiene un contenido de clase al servicio del capital y los grandes desarrolladores inmobiliarios.

Los candidatos del Pro en La Plata no pierden oportunidad de atacar y calumniar las recuperaciones de tierras y terrenos para vivir y están en una campaña para imponer el desalojo a “lo Guernica” de la más grande ocupación de toda la provincia en el ex Club de Planeadores,  donde se radicaron cientos de familias que piden la regularización de su situación y la provisión de los servicios elementales. Estos mismos candidatos de Juntos saludaron en su momento la “decisión” del facho de Sergio Berni cuando encabezó un verdadero ejército de cuatro mil efectivos para arrasar las casillas en el predio de Guernica, desalojando a cientos de familias.

Nada de esto puede denunciar el Frente de Todos, que con Kicillof a la cabeza defiende a capa y espada la permanencia del ministro de “Seguridad”, ni tampoco la albertista Tolosa Paz, vinculada a los negocios inmobiliarios de la ciudad y “amnésica” a la hora de declarar entre sus bienes la mansión que habita en un costosísimo barrio privado de City Bell, en La Plata. La política oportunista y cómplice del Frente de Todos fue denunciada por los vecinos del Barrio El Rincón, que rechazaron la cesión gratuita de las tierras fiscales al Arzobispado por 99 años, una “Baring Brothers” para la Iglesia antiderechos y protectora de curas pedófilos, que contó con voto positivo de Tolosa Paz, de Archanco y los concejales del peronismo, en yunta con Juntos

Mientras el Partido Obrero y el Frente de Izquierda ganaban la calle contra esta legislación mordaza de Garro, Kicillof anunciaba la ampliación del presupuesto para “seguridad”, es decir para la Bonaerense que dirige Berni. Las movilizaciones contra el Código de Julio Garro, y en defensa del derecho al trabajo y a ganar la calle contra el ajuste, expusieron claramente el propósito represor del Código y la adaptación del Frente de Todos que se dedicó a hacer tiempo para presentar la aprobación de esta ordenanza como un hecho consumado. La mayoría automática que aplica Juntos debe ser quebrada votando en La Plata al Frente de Izquierda Unidad para que ingrese una bancada de los trabajadores y socialista al Concejo Deliberante. Abajo el Código de Garro, el Frente de Izquierda Unidad al Concejo Deliberante.

También te puede interesar:

El ministro de Hacienda, Pablo López, presentó el proyecto en la Legislatura.
El Presupuesto 2022 llega a la Legislatura.
El proyecto ya tiene dictamen favorable en la Comisión de Minería e Industria de la Legislatura bonaerense.
Mantiene una resolución de Vidal que obliga a tomarse las vacaciones en enero.