La Plata: una movilización reclamará justicia por Lito, víctima de la brutalidad policial

Será el 5 de febrero a las 18:00 en 120 y 32.

La familia de Lito Costilla, el joven repartidor de 28 años que falleció tras una persecución de la Policía Local en la localidad platense de Tolosa en octubre de 2020, reclama que se cambie la carátula de los tres policías acusados de haberlo atropellado causándole su muerte.

La noche del 7 de octubre Lito llevó a un amigo a la casa, en diagonal 74 y 119, donde se quedó unos minutos mientras hacía una videollamada con su hermana. Al poco tiempo salió hacia la casa de su mamá en 524 y 115. En esas pocas cuadras, el joven repartidor fue perseguido por dos motos de la Policía del Comando La Plata que salieron desde la garita ubicada en la rotonda de 122 y 532, y terminó asesinado en 524 entre 120 y 121.

Rápidamente las fuerzas de seguridad desplegaron un operativo de impunidad para mostrar que se trató de “un accidente de tránsito”. La Policía Local informó que Lito viajaba a alta velocidad y que chocó con un pozo.

La familia buscó las cámaras en la zona donde murió el joven, y con las filmaciones pudo verificar lo que también relataron testigos: que había sido víctima de la brutalidad policial. Aseguran que ya cuentan con suficientes pruebas para determinar que no fue un accidente, sino que fue embestido por los agentes de la policía.

Pero la cadena de responsabilidades va más allá de los tres policías involucrados, porque no se trató de un hecho fortuito sino de un modus operandi. Daiana, la hermana de Lito, en un diálogo con Prensa Obrera manifestó: “A mi hermano lo mataron. Él era un laburante, no tenía necesidad de robar. Bajo sol, bajo lluvia y empapado él salía a repartir. No era un delincuente, era un chico super educado, super tímido, que varias veces sufrió abuso de poder. Muchas veces vino a mi casa diciendo que lo paró la Local, y no quería denunciar porque tenía miedo de que después cuando salga de repartir los iba a tener atrás persiguiéndolo y verdugueándolo, como le hacen a un montón de chicos del barrio. A mi hermano no solo le pedían lo que tenía en la caja, también le pedían plata. Creo que ya es desastrosa la manera en la que se manejan”.

Los policías implicados y sus encubridores deben ser apartados, deben recibir las condenas correspondientes. El poder político, en particular el gobierno del intendente Julio Garro (Juntos por el Cambio), es responsable del accionar policial que viene acrecentando su accionar violento y represivo contra la juventud y los trabajadores en general; así como lo es Berni y su política de empoderamiento de la podrida Bonaerense. El reforzamiento del aparato represivo es una necesidad de este régimen de hambre y ajuste.

Para terminar con el gatillo fácil y la represión a las luchas populares, exigimos que se investigue a fondo y se haga justicia por el joven repartidor atropellado, y vamos a movilizar con ese reclamo y por la memoria de todas las víctimas del aparato represor.

#JusticiaPorLito y cárcel a todos los responsables.

También te puede interesar:

Más de 600 delegados docentes de la provincia votaron dos días de paro y movilización para el 1 y 2 de marzo.
El Grupo Techint contó con el apoyo del Ministerio de Trabajo, la Justicia y la policía para que se levante la medida de fuerza y poder sacar su producción.