Lanús: libertad para Raúl Gastón González

Un trabajador ferroviario se encuentra detenido arbitrariamente hace ocho meses.

El 10 de octubre del 2020, Raúl Gastón González, trabajador ferroviario de la Línea Roca, salió de su casa para buscar a un compañero e ir a trabajar, cuando en el camino, la Policía Federal, en un operativo totalmente arbitrario, lo detuvo a punta de pistola y sin pedirle documentación para realizarle una averiguación de antecedentes. En la Comisaría 2°de Lanús, lugar donde ha quedado detenido junto a su compañero, los agentes de la policía le informaron que se le acusaba de ser responsable de un robo, con arma de fuego y arma blanca, que efectivamente había tenido lugar ese mismo día a las seis de la mañana (Raúl recién salió de su casa a las ocho). Su compañero quedó en libertad al día siguiente, aunque Raúl continúa detenido hace más de ocho meses.

Sus familiares, en todo este período, presentaron varias pruebas (declaraciones de vecinos y familia, información de su celular con la ubicación donde se encontraba Raúl en el momento del robo y su respectivo horario, videos de la cámara de su casa y del supermercado por el que pasó camino a su trabajo) pero la justicia no acepta recibirlas y no da respuesta. El video captado por la cámara del supermercado es esclarecedor, ya que el ladrón que llevó adelante el robo poseía una vestimenta que no coincidía con la que Raúl llevaba puesta en ese momento.

El fiscal Gustavo Toneguzzo elevó la causa a juicio y los familiares de Raúl están actualmente a la espera de una sentencia por parte del Juez José Luis Arabito, quien también está a cargo del caso de Mariano Martínez, un joven de Lanús que fue detenido en su casa por supuesta tenencia de drogas (cuando no existe ninguna prueba que dé cuenta de ello) y que se encuentra detenido desde el 17 de mayo por no querer firmar una declaración falsa en su contra.

Se trata de un caso completamente amañado y cuya consecuencia es criminal, puesto que Raúl está a punto de perder su trabajo y ha tenido que cerrar su taller de herrería.

El caso de Raúl no es aislado. Es el resultado de una política de envalentonamiento de las fuerzas represivas cuyo impulsor principal es el poder político. Esta se extiende por todo el país, las distintas policías tienen vía libre para abusar de su poder y detener a quien sea, lo que viene dando lugar, entre otras cosas, a la reproducción de la práctica del gatillo fácil. La Policía Federal ha sido colocada en Lanús como parte de un acuerdo entre la albertista Sabina Frederic y el ejecutivo municipal a cargo de Néstor Grindetti (Juntos por el Cambio); esta se encuentra al servicio de reforzar el disciplinamiento y la represión contra los trabajadores del distrito.

Acompañamos el pedido de libertad para Raúl Gastón González y llamamos a movilizar el miércoles 23 desde las 10:00 a la puerta del Poder Judicial de Garantías, Av. Hipolito Yrigoyen 3940.

   

También te puede interesar:

En un distrito castigado por la pobreza, la desocupación y el déficit habitacional vamos con el Frente de Izquierda Unidad.
2.500 compañerxs participaron de enormes jornadas en todo el distrito.
Justicia por Ailén. El Estado es responsable.
Destrucción del suelo, contaminación del agua y concentración de la producción.