Lanús: un trabajador de la carne fue víctima de gatillo fácil

Allegados de Walter Guerreño, asesinado por un excomisario, se manifestaron ante la fiscalía.

Walter Guerreño, un obrero del frigorífico Tecnocarnes de Gerli, fue asesinado de un disparo en la cabeza el lunes 31 de agosto por el excomisario de la Policía Federal José César Rojas. Presuntamente, este último se encontraba persiguiendo a dos delincuentes que intentaron robar su auto. Familiares y trabajadores del frigorífico se movilizaron este martes 15 de septiembre hacia el Juzgado de Garantías de Lanús en reclamo de justicia por el asesinato de Walter.

María, su esposa, basándose en información que indica que Rojas es un hombre mayor que presenta dificultades para caminar y por lo tanto no pudo haber llevado adelante semejantes maniobras, ha señalado que incluso podría tratarse de un operativo de encubrimiento diseñado para exculpar al hijo del expolicía, quien habría sido el ejecutor real del homicidio. El objetivo sería mitigar el peso de las represalias con una eventual prisión domiciliaria para su padre, evitando de esta manera ir a prisión.

La identidad de Rojas fue protegida por la Federal, dándose a conocer recién un día después de transcurrido el crimen. Replican así un modus operandi que envuelve al conjunto de las fuerzas represivas del Estado, cuyo norte es garantizar impunidad y dar luz verde para la práctica del gatillo fácil. En definitiva, también es la expresión más general de una descomposición al interior del aparato represivo estatal, que se encuentra ligado íntimamente al delito organizado y a la persecución contra la clase obrera. Sirve a modo de ejemplo citar como demostración del carácter que va adquiriendo el Estado, que durante la cuarentena tuvieron lugar tres desapariciones forzadas y 113 muertes a manos de las fuerzas represivas.

Entretanto, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof y su ministro de Seguridad, Sergio Berni, profundizan una línea de atropello contra los trabajadores y de empoderamiento de las fuerzas de seguridad, la cual agudizará los choques contra las masas. La tentativa de concentrar el control de la fuerza responsable de la desaparición y asesinato de Facundo Castro bajo comando de Berni está dirigida en esta perspectiva. Esta orientación es la columna vertebral del ajuste que debe llevar adelante el gobierno de Axel Kicillof para cumplir con las pretensiones de ajuste del capital financiero internacional.

En Lanús, el intendente Néstor Grindetti se ha colocado como un epígono de la política represiva oficialista. Recordemos que como parte del acuerdo entre Berni y la ministra de Seguridad nacional, Sabina Frederic, la Gendarmería desplegó tropas en la zona de Villa Diamante. Este envalentonamiento policial también tuvo su manifestación en la represión a trabajadores senegaleses en las inmediaciones de la estación de Lanús. Y debemos agregar también la escandalosa designación del asesino Luis Chocobar en la realización de tareas en el Hospital Melo.

Los trabajadores del distrito y de la provincia debemos organizarnos de manera independiente para enfrentar la avanzada represiva del gobierno. Redoblemos la movilización por el juicio y castigo a José César Rojas. Justicia por Walter Guerreño.

 

En esta nota

También te puede interesar:

Mientras el virus se expandió a los 135 municipios, Kicillof y el ministro Gollán encubren la crisis sanitaria.
Organicémonos frente a la entrega educativa que el gobierno prepara para el FMI.
Un operativo policial embiste contra la recuperación de tierras desde la mañana.
Se presentaron los resultados del censo en las tierras.
Pongamos en pie una gran campaña contra la avanzada represiva del municipio.
Apoyemos e impulsemos la lucha de los trabajadores.