Lesa humanidad: comienza el juicio unificado de los centros clandestinos Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes y “El Infierno”

Luego de años de dilaciones y la muerte impune de varios genocidas.

El martes 27 de octubre comienza, en el Tribunal Oral Federal 1 de La Plata, el debate oral en el juicio unificado por los crímenes de lesa humanidad cometidos en los centros clandestinos de detención Pozo de Banfield, Pozo de Quilmes y «El Infierno» (Brigada de Investigaciones de Lanús). Justicia Ya!, que obra como querellante, denuncia que por las «dilaciones y contramarchas» en las tres causas -que se instruyeron por separado- «varios genocidas murieron impunes y otros fueron apartados».

Las audiencias se realizarán todos los martes desde las 10:00, aunque la modalidad se irá definiendo en el transcurso del juicio. Justicia Ya! reclama que los testigos declaren de manera presencial (excepto por cuestiones de salud o quienes se encuentren en el exterior). En la primera etapa, que por la extensión de las causas se extenderá hasta fin de año, se realizarán las indagatorias de los genocidas.

El comunicado difundido por la organización de derechos humanos destaca que exigieron «que los casos sean tratados de forma cronológica, para que se tenga una idea cabal de lo que significaron los campos de detención clandestina a través de los años, sus diferentes períodos y los diversos grupos de detenidos que pasaron por allí. Recordamos que en el proceso hay aproximadamente 500 testigos y se comenzará con los hechos ocurridos en los años ’74 y ’75.»

Afirman también que la Justicia se comprometió a garantizar el traslado y la protección de víctimas y testigos; pero reclaman además la actualización de informes médicos de los represores y la suspensión del beneficio de la prisión domiciliaria que gozan la mayoría de ellos, y recuerda que el jefe del Pozo de Banfield, Juan Miguel Wolk, estuvo prófugos antes de responder a la Justicia.

El comunicado mencionado sentencia que en estas tres causas «se pueden apreciar claramente las limitaciones de los juicios de lesa humanidad que se han realizado hasta el momento. Su desarrollo unificado será a 44 años de los hechos, garantizando la ‘impunidad biológica’ para los genocidas, como también con falta de justicia para los compañeros y compañeras que murieron sin llegar a declarar en audiencia pública. En el camino de los tres expedientes se dejó de lado una inmensa cantidad de genocidas fuera del proceso como así también de víctimas que no fueron incluidas».

Denuncian que la causa unificada «Banfield-Quilmes» está a disposición del TOF 1 platense desde hace años, durante los cuales Wolk se fugó, se otorgaron domiciliarias, se vencieron prisiones preventivas y varios responsables de la jerarquía militar como Héctor Gamen murieron impunes. El expediente por «El Infierno» se elevó a juicio en mayo de 2017, y desde entonces murieron impunes el subjefe del Comando del Primer Cuerpo del Ejército, Jorge Olivera Rovere, el militar y exsubjefe de la Policía Bonaerense, Rodolfo Aníbal Campos, el comisario y subjefe de la Brigada de Lanús, Rómulo Ferranti, y el jefe máximo del CCD, Bruno Trevisán.

Por el Pozo de Banfield pasaron más de 300 personas entre los años ’74 y ’78, y por ello hay imputados cinco policías de la Bonaerense, incluido el Director General de Investigaciones Miguel Osvaldo Etchecolatz, once integrantes del Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército y el entonces ministro de Gobierno Jaime Smart. Por el Pozo de Quilmes se registran unas 242 víctimas, y entre los imputados también están Etchecolatz y Smart, otros cuatro integrantes de la Bonaerenses, ocho del Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército y de otras reparticiones militares. En «El infierno», que funcionó en pleno centro de Avellaneda, pasaron más de 64 personas entre julio del ’76 y noviembre del ’78, y serán juzgados por ello, de nuevo Etchecolatz y Smart, junto al director de Investigaciones de la Zona Metropolitana, Juan Miguel Wolk, y el cabo de guardia de la Brigada de Investigaciones de Lanús, Miguel Ángel Ferreyro.

«En estos años la Justicia Federal en su conjunto ha demorado en escuchar el reclamo de 40 años de los familiares y víctimas sobrevivientes de Banfield, Quilmes y ‘El Infierno’, que continúan buscando justicia por los suyos. Ni de los familiares que quedaron en el camino como Virginia Ogando que murió buscando a su hermano apropiado, o las exdetenidas como Adriana Calvo y Nilda Eloy que dejaron parte de su vida en esos campos de concentración y no pudieron presenciar el debate y la condena aunque sea a un puñado de sus verdugos», concluyeron desde Justicia Ya!

Las audiencias serán transmitidas en vivo por el sitio del Poder Judicial (www.cij.gov.ar) y su canal de Youtube.

 

También te puede interesar:

La medida se realizó contra el intento de un fideicomiso de abrir la empresa con un reducido grupo de trabajadores.
Sumate a militar contra el régimen del FMI, por una salida obrera y socialista.
A más de un mes del desalojo reclaman por una solución para cientos de vecinos y vecinas.
Reforma laboral en la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE).
El Estado nacional cedió a Racing Club 32 hectáreas del humedal "Reserva Natural Laguna de Rocha".