Mendoza: nueva represión de Suárez a los municipales

Una nueva represión policial comandada por el dúo radical del Intendente Ulpiano Suarez y gobernador Rodolfo Suarez, arremetió contra la protesta por mejoras salariales en la noche del viernes 26/6 sobre los trabajadores municipales de capital, esta vez concentrada en el predio de la calle Coronel Plaza donde se encuentran los preventores.


Denuncian que detuvieron y procesaron a más de 38 municipales, aplicando el artículo 205 del Código Penal: “Será reprimido con prisión de seis meses a dos años, el que violare las medidas adoptadas por las autoridades competentes, para impedir la introducción o propagación de una epidemia".


Defendemos el derecho a reclamar y peticionar de los trabajadores municipales bajo pandemia. La emergencia sanitaria está siendo utilizada por el gobierno para criminalizar la protesta y avanzar contra los derechos laborales y sociales. Apoyamos sus reclamos salariales ya  que han sido históricamente empobrecidos por las gestiones radicales, donde la gran mayoría está por debajo de la canasta de la pobreza que es de $12.000 en la provincia.


Las repetidas represiones al conflicto municipal son ejecutadas por la Policía de Mendoza, que responde a las órdenes del gobernador Rodolfo Suarez, por lo tanto la denuncia política no puede limitarse al intendente Ulpiano Suarez.


La valiente lucha de los trabajadores más precarizados y flexibilizados del municipio capitalino no puede quedar aislada, necesita del apoyo y acción contundente de todas las centrales obreras, empezando por la CGT y la CTA y todos sus gremios.


La necesidad de un plenario de trabajadores estatales, privados, ocupados y desocupados que defina un plan de lucha por la conquista de todos los reclamos obreros está a la orden del día.



 

También te puede interesar:

La Legislatura aprobó una norma que quita “beneficios” sociales a quienes participen de tomas.
Cuando regresaban de la enorme manifestación en Rawson, fueron violentamente aprehendidos en la Ruta 7..
Libertad a Karen Altamirano, Mariana Rivadero y los trabajadores municipales detenidos.