Movilización en Soldati contra ataque al local del Partido Obrero

Zona liberada

El viernes 5 se realizó una movilización a la Comisaría 36ª, ya que la policía tiene a Soldati como una zona liberada.

El local del Partido Obrero, donde funciona un comedor del Polo Obrero, fue robado en cinco oportunidades en los últimos quince días. La esquina del local es una especie de zona de nadie, donde reina el robo a plena luz del día y es territorio narco.

La movilización contó con la presencia de vecinos de Piletones -incluyendo al vicepresidente del barrio-, de la Villa 3, de Fátima y de todo Soldati.

También se hicieron presentes los docentes primarios y secundarios de las escuelas más importantes del barrio organizados en Tribuna Docente. Hubo una significativa columna de jóvenes de las cuadras más cercanas al local y de la escuela media. El comedor del Polo Obrero se movilizó con fuerza, con la totalidad de los compañeros.

La columna, de más de cien compañeros, avanzó desde Mariano Acosta y Cruz hasta la Comisaría 36ª, recorrió todo el barrio y realizó una gran agitación con volantes, periódicos y megáfono. Fue el punto culminante de la actividad que desarrollamos durante toda la semana caminando calle por calle y charlando con todos los vecinos, que en gran mayoría manifestaron su apoyo a la movilización.

En la comisaría, ingresó una delegación de dirigentes de las organizaciones presentes. Los oficiales se excusaron por la situación, ofreciendo el argumento de que los vecinos no colaboran con la acción policial. Al mismo tiempo, mostraron un trofeo que se otorgaron ellos mismos por combatir a la delincuencia y plantearon que eran una nueva gestión, en un esfuerzo por desligarse de la trayectoria nefasta de la comisaría. Los representantes de la movilización exigieron el fin de la zona liberada, denunciaron la complicidad del Estado en su conjunto con el narcotráfico y otro tipo de delitos, denunciando que se defendía un negocio criminal como el paco, que deja beneficios económicos importantes a muchos sectores integrantes del Estado.

Por último, los dirigentes exigieron que se garantice el derecho al funcionamiento de nuestra organización y el derecho de los vecinos a poder caminar por la calle.

Al terminar la movilización, intervinieron los participantes de la reunión, dejando en claro que el local del Partido y el comedor popular van a seguir abiertos, todos los días, para continuar con su función de canal de organización política.

En esta nota

También te puede interesar:

Desde el Polo obrero denunciamos el mamarracho qué está haciendo el gobierno con las víctimas de violencia de género.
Se puso en pie el Plenario de Trabajadoras (PDT) en el barrio.
Exigimos a Larreta aumento real de la asistencia alimentaria y kits sanitarios.
La muerte de Cristian Crespo expuso nuevamente el cuadro de profunda crisis que se vive en las comunas del sur de la Ciudad