Por la libertad de Raúl Castells

El acto por la libertad de Raúl Castells, convocado por el Movimiento Independiente de Jubilados y Pensionados, reunió en la Federación de Box a una multitud de jubilados y desocupados. Oradores de todo el espectro de organizaciones de jubilados, de derechos humanos y de partidos políticos de la izquierda, manifestaron su adhesión al acto, su repudio a la represión del régimen menemista y expusieron sus propuestas.


Raúl Castells sufre prisión desde hace más de cuatro meses y medio, acusado de extorsión por la cadena de supermercados Wal-Mart, a raíz de la demanda de alimentos que realizó una movilización del movimiento de jubilados del que Castells es principal dirigente. Su abogada defensora explicó que el pulpo expuso en la causa que «se sintieron amenazados por los jubilados que se movilizaron reclamando comida», con las manos vacías. Los oradores vincularon la detención de Castells, al procesamiento penal de más de dos mil activistas y delegados que participaron en movilizaciones, ocupaciones de fábricas y cortes de rutas.


Jorge Altamira, en nombre del Partido Obrero, dijo en su intervención que Castells era la víctima de una verdadera declaración de guerra del régimen contra los explotados, en el cuadro de una disolución política, que está reflejada en que todas las clases sociales están cortando las rutas.


Altamira realizó dos propuestas: organizar una gran manifestación popular sobre el congreso de la internacional socialdemócrata, donde en pocos días más se darán cita los gobiernos y partidos centroizquierdistas, integrantes de la Otan y carniceros de los Balcanes. Y hacer de la jornada de lucha del 6/7, convocada por la CTA, una verdadera huelga política de masas, con cortes de rutas y ocupación de lugares de trabajo.

También te puede interesar:

Una respuesta a nuestrxs compañerxs del PTS y el MST.
Este miércoles 31 marcharemos porque “con hambre y sin conectividad” no se puede estudiar.
El próximo lunes 29 de marzo a las 10 hs se realizarán cortes simultáneos y un piquetazo en el Obelisco.
Editorial. Escribe Gabriel Solano