Represión a la comunidad tonocoté auquajkuna

La policía provincial del gobierno de Zamora no se privó de nada: infantería, caballería y un escuadrón motorizado fueron utilizados -el 24 de mayo, un día antes de “la plaza del amor” de Cristina Kirchner- para reprimir salvajemente a la comunidad del pueblo tonocoté.


A las 5 de la mañana, el funcionario Antonio “Kacho” Martel se presentó con una orden de desalojo en la comunidad, con el aval del juez Tarchini. En el operativo, el delegado de la comunidad, Fredy Luna, y Walter Barraza, miembro del Inai, fueron golpeados y detenidos. Tras ello, centenares de policías se desplegaron y dispararon a mansalva sobre el pueblo, hiriendo a niños y provocando traumatismos de cráneo y heridas de balas de gomas (entre los heridos, una mujer embarazada).


La reacción popular ante la represión no se hizo esperar. En las redes sociales, la noticia se hizo nacional. La presión obligó al juez Tarchini a ordenar la liberación de Luna y Barraza, y el gobierno se comprometió a dar una audiencia a once familias de la comunidad, la que será acompañada por una movilización.


En diciembre de 2012, una votación unánime de la Legislatura dio vía libre a la expropiación de 42 hectáreas en plena capital provincial. El gobierno, junto a empresarios de la construcción, tienen proyectada una zona residencial donde las cuotas de las viviendas costarían entre 1.800 y 2.000 pesos.


El gobierno está empeñado en llevar adelante este gran negocio de especulación inmobiliaria a costa de la sangre de un pueblo. Ante el avance del gobierno de Zamora y los empresarios, impulsemos una gran movilización en defensa de la tierra y la comunidad. ¡Basta de desalojos y represión! ¡Derogación de la Ley de Expropiación! ¡Que se devuelvan las tierras al pueblo tonocoté!

También te puede interesar:

Los derechos de los pueblos originarios solo están en los papeles.
El ministro se puso 'a disposición" de la política de expulsión de los pueblos originarios.
Hay varios detenidos incomunicados, entre los cuales hay un menor de 8 años.
Llamamos al MST a reflexionar y formar una lista unitaria de cara a las elecciones provinciales de noviembre.
Basta de presos y presas por luchar.