Rosario: corte contra el racismo

Por las amenazas a estudiantes de la Universidad Abierta Interamericana (UAI).

El jueves 14/1, se llevó adelante una acción de lucha y corte de calle de estudiantes, docentes, junto a distintas organizaciones políticas y de derechos humanos, artistas y activistas contra el racismo, en repudio a los mails que recibieron estudiantes afrodescendientes de la UAI, y frente a lo cual las autoridades de la universidad no dieron respuesta alguna.

En la semana entre el 24 y el 28 de diciembre, llegaron al conocimiento del Bloque Antirracista de Rosario las denuncias de las estudiantes de la UAI que han recibido mensajes de carácter racista y xenófobo en sus correos electrónicos. Los mismos son anónimos y contienen, además, amenazas de muerte y símbolos vinculados a la supremacía blanca.

Ante este hecho realizaron la denuncia judicial y el Bloque Antirracista convocó a movilizarse al Centro de Denuncia Territorial, exigiéndoles a las autoridades de la Universidad Abierta Interamericana (UAI) que abran la debida investigación judicial y administrativa que garantice la seguridad y el cumplimiento de los derechos humanos de las personas amenazadas.

Desde el Bloque Antirracista de Rosario declararon: “estos no son hechos aislados, Argentina es un país racista, con los migrantes y la población negra. No nos callamos más. (…) También exigimos que la Municipalidad de Rosario y el Inadi nos ayuden. El racismo no es solo en Estados Unidos, también en Argentina y en Brasil: que tratan mal a los migrantes y negros, con los peores trabajos, quienes están en las cárceles. (…) Argentina también es afro”.

Desde el Partido Obrero y la UJS, participamos activamente de esta lucha, adherimos a todos los reclamos mencionados y reclamamos que se investigue y se garantice la seguridad de lxs estudiantes. Basta de racismo.

En esta nota

También te puede interesar:

Reclaman el pago de 8 meses de salario adeudado y que se respeten sus puestos de trabajo.
Que la crisis de Vicentin no la paguen los trabajadores.
El intendente de Rosario confiesa haberse vacunado mientras el 40% del personal de salud aún no recibió la primera dosis.
Hace una semana que no se sabe nada de ella.
Reclaman la falta de reemplazos para cubrir licencias Covid y que se salde las deuda con los médicos contratados.