Salta: muere un joven torturado por la policía de Sáenz y Cornejo

Ministro Cornejo en la asunción de autoridades de la Unidad Regional N°4

Se trata de Franco Centurión, un joven de 29 años de la localidad de Tartagal quien fue detenido junto a un amigo por la policía motorizada el pasado 17 de diciembre cuando se trasladaban en moto sobre la ruta nacional 34. El joven padecía de leucemia y tenia un trasplante de médula ósea.

Tras su posterior detención Franco fue llevado hacia la unidad regional 4 y posteriormente trasladado a la comisaría N°45 donde pasó dos semanas sufriendo todo tipo de torturas.

Tras su liberación tuvo que ser internado en el hospital Perón de Tartagal donde le diagnosticaron que tenía un pulmón que no le funcionaba, el hígado gravemente afectado y una úlcera en la pierna, por lo que evaluaron cortársela. Ante la gravedad de su situación es llevado de urgencia al hospital San Bernardo en Capital donde muere.

El caso se da a conocer a partir de la denuncia de su padre Santos Centurión la cual obliga a la fiscalía a intervenir, de lo contrario el caso quedaría en el silencio y la impunidad que caracterizan a la justicia salteña con relación a los apremios ilegales y los abusos policiales.

Tras la repercusión del caso el ministro de seguridad, Abel Cornejo, tuvo que reunirse con Santos donde señaló que la fiscalía investigará a la comisaría 45 y que el Estado debe ser el primero en instar a prevenir la violencia institucional. Cornejo, quien estuvo a cargo de las más brutales represiones y persecución a los luchadores en el norte cuando era juez federal, venía con un barniz «democratizante» donde sostenía que terminarían las torturas y los apremios ilegales al darle «una formación moderna» a la fuerza policial. La muerte de Franco terminó con esta farsa.

Un caso que pinta de cuerpo entero al régimen de Sáenz

Los apremios ilegales, las torturas en las comisarías y la perdida de ojos por perdigones o balas de goma fueron cada vez más frecuentes desde el inicio de la pandemia por parte de la policía salteña, cuando el ministro de Seguridad era Pulleiro, un milico negacionista de la dictadura, quien tuvo que renunciar debido al gran repudio de su gestión ante los crímenes mafiosos, los femicidios, algunos de estos a manos de policías, y los abusos de poder por parte de los efectivos.

Sin embargo el recambio no ha modificado en nada la actuación de un aparato policial totalmente descompuesto. Es que la llegada de Cornejo viene por el lado de que al ajuste del gobierno de Gustavo Sáenz, en sintonía con el pacto con el FMI que busca Fernández, solo se sostiene con mayor represión y regimentación a los trabajadores y en especial a la juventud.

Para que estos casos de impunidad policial terminen es imprescindible redoblar la movilización que ya vienen realizando familiares de víctimas, y por supuesto también las llevadas adelante para derrotar el ajuste que pretende imponer el gobierno como parte de las exigencias del FMI.

Desmantelamiento del aparato represivo. Justicia para Franco Centurión.

También te puede interesar:

De Los Ríos celebra las exportaciones del primer proyecto de megaminería de oro.
Se trata de la anglo-australiana Río Tinto, que cuenta con un extenso prontuario.
Tras décadas de vaciamiento en 2022 miles de familias dependen del camión aguatero.
Tenía 18 años; un gravísimo caso de violencia obstétrica en el hospital de Tartagal.
AMT autorizó una suba del 25% en el boleto del transporte público.