Salta: sigue la descomposición policial y el espionaje

Un año de marchas contra la impunidad

EXCLUSIVO DE INTERNET


El domingo 12 se cumplió un año de que se iniciaran las marchas contra la impunidad en la plaza 9 de Julio. En este año de lucha, la Comisión de Familiares contra la impunidad ha crecido en autoridad frente a la población; no sólo debido a la consistencia y a la tenacidad de su lucha, sino también a raíz de su programa, que fue votado en un encuentro provincial de familiares. También debido al hecho de que los crímenes, la aparición de cuerpos, las desapariciones están a la orden del día en "la provincia que enamora", según la publicidad oficial para el turismo.


La autoridad ganada por la comisión ha provocado que se sumen más familiares con diversos casos, provenientes mayormente del interior. Esto se manifestó con claridad en la movilización del viernes 10 a ciudad judicial, con una gran concurrencia y con la presencia de familias de Orán, de Metán, de Anta y de General Güemes.


Descomposición policial en crecimiento


Sobre fines de julio apareció un nuevo caso de policías golpeadores en la localidad de El Galpón. Esto no es novedad en un pueblo que ya protagonizó marchas contra los apremios. La gravísima novedad fue la denuncia contra un policía, por violación a una joven de 16 años. Este policía ya cuenta con 20 denuncias por apremios y suma ahora la tercera por violación. Esto provocó una nueva movilización en la localidad. Las denuncias de torturas y apremios comienzan a aparecer luego de conocido el video de Güemes. Hay una muy grave en Cafayate. Esto obligó a la Comisión de Derechos Humanos de diputados a constituirse, tal como lo planteó el PO, el lunes 12 en Güemes para tomar denuncias.


Proyecto X en Salta


En medio de todo esto, llegó al bloque del PO un manuscrito de uno de los policías detenidos por narcotráfico, donde denuncia que eran obligados a realizar tareas de inteligencia sobre dirigentes políticos opositores y sobre sindicatos. Particularmente señala el pedido de espiar la actividad política y personal de los dirigentes del PO: los compañeros Claudio Del Pla y Pablo López. Todo bajo las órdenes del ex secretario de Seguridad Aldo Saravia y del ex ministro del área -hoy diputado nacional- Pablo Kosiner.


Esto marca, según el denunciante, la continuidad del aparato de inteligencia de la policía, el D2, que fue el encargado de espionaje de la huelga docente de 2005. Confirmado que el manuscrito fue presentado por su autor -como denuncia ante la justicia federal-, el Partido Obrero irá ante estos estrados a presentar una denuncia y a solicitar el desmantelamiento de la D2, previo conocimiento de la información con la que cuentan en particular sobre los dirigentes y sobre las actividades del PO. Reforcemos la movilización En este cuadro, y luego de un año de marchas, el gabinete del gobernador ha tenido que recibir a los familiares.


Por supuesto que no hubo un avance concreto; sólo promesas de ayudas psicológicas y económicas. Pero los familiares saben que de algún modo es un triunfo de su lucha.


Ahora el desafío pasa por extender el movimiento a nivel provincial. Así como logramos en la calle que se inicie el juicio a los asesinos de Mariano -con Pedraza preso y en el banquillo de los acusados- también los familiares saben que con la lucha voltearán la impunidad en Salta.

En esta nota