San Fernando: la policía municipal de los Massa y los Scioli

Sergio Massa y el intendente de San Fernando, Luis Andreotti, hacen campaña con las patrullas comunales que se componen de policías bonaerenses exonerados, particularmente en la purga de 2006.


En el distrito de San Fernando, en la campaña electoral hacia las Paso jóvenes militantes del Partido Obrero fueron perseguidos por una patrulla comunal, que realizó contravenciones a los compañeros que pegaban afiches, mostrando claramente que el actual intendente pretende la exclusividad de la campaña electoral.


Ahora se conoce la noticia de que el jefe de la Patrulla Comunal (PC) es un ex policía de la provincia de Buenos Aires que fue comisionado en Mar de Plata. En el año 2006, durante la famosa purga de la Bonaerense, fue pasado a disponibilidad junto a otros 119 jefes responsables de algunas de las "zonas calientes" del delito en la provincia.


En el enfrentamiento entre las facciones de la barra brava de Tigre acecido en febrero de este año, en que hubo un muerto y tres heridos de bala, las cámaras de seguridad no captaron imágenes a causa de que aquellas "se descompusieron". Hubo una zona liberada y complicidad tanto de la PC como de la Bonaerense. Massa, el sciolismo y hasta el sabbatelista Marcelo Saín tienen un acuerdo para llevar adelante un proyecto de ley que habilite la formación de las policías comunales.


Este proyecto combina los aparatos de seguridad, formados por "mano de obra desocupada" bajo mando directo de los barones del conurbano, con la subsistencia de la "maldita" Bonaerense.


Con los mismos agentes de la maldita policía, que controlan y controlaron las redes de tratas, que manejaron zonas liberadas, la droga y la prostitución en la provincia, el Estado provincial en acuerdo con el nacional quieren construir la nueva policía comunal.


No habrá respuesta a los problemas de la seguridad de la provincia de la mano de estos aparatos.

También te puede interesar:

Agencia del sionismo y los gobiernos derechistas latinoamericanos.
La patronal pretende cerrar una planta esencial en medio de la pandemia.
Vamos todos el próximo jueves al Ministerio de Trabajo.
Un “guiño” al imperialismo yanqui en aras de la renegociación con el FMI.
La patronal confirmó el cierre de la planta por el incendio que sufrió el 10 de mayo. Sus 300 trabajadores inician un plan de lucha en defensa de los puestos de trabajo.