Santa Cruz: Alicia Kirchner criminaliza trabajadores esenciales

La policía y el poder judicial del régimen de funcionarios e intendentes del “yo me vacuno primero”, ha montado una nueva persecución, esta vez a los compañeros del Polo Obrero de Los Antiguos.
Durante esta semana, fueron notificados, los compañeros Eusebia Paso, Gastón Guerra, Maximiliano Bazán y Marcos Nahuelguer del Expediente 8537/20 del Juzgado Federal N° 1 a cargo de la Dra. Martha Yañez con asiento en Caleta Olivia.

El armado de la causa, se remonta al 28 de abril del año pasado, cuando los compañeros estaban preparando módulos alimentarios en el local del Partido Obrero después de una colecta en la pequeña localidad de la comarca del Lago Buenos Aires, para las familias que no pueden sustentarse (tal cual lo decía el flyer preparado para divulgar la actividad) y asistir a los vecinos que estaban aislados por la pandemia y en situación de vulnerabilidad social por la pérdida de sus precarios empleos y la falta de changas.

En esa oportunidad la PSC (enviada por el intendente local) entró ilegalmente al interior del local para “notificar” a los presentes que estaban violando las normativas vigentes sobre reuniones sociales. Los compañeros exhibieron los permisos de circulación que el Polo Obrero hizo gestionar en todo el país, que los identificaba como trabajadores esenciales y para evitar mayores entredichos, decidieron seguir realizando las tareas solidarias desde sus hogares.

La actitud de amedrentamiento vino claramente del poder político local, que no dispuso de presupuesto para atender la emergencia alimentaria, al igual que el Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, cuyo director de zona norte dijo que no podía “meterse” en el pueblo. El intendente Mercado solo atinó a pedir que los propios vecinos donaran un alimento depositándolo en un canasto preparado en los comercios locales; lo cual obviamente alcanzaba para algunas familias y por poco tiempo.

La derivación para el armado de la causa al Juzgado de Las Heras a cargo del Dr. Quelín, amigo del intendente, muestra claramente que se trata de un intento de persecución y amedrentamiento de los patrones del pueblo a quienes desplegaron solidaridad poniendo el cuerpo en plena pandemia.

En función de lo sucedido, en el transcurso de la semana la policía intensificó el hostigamiento en los hogares de los compañeros para que se notifiquen del expediente y designen abogado defensor en absoluto contraste con el relajamiento con que se persigue a narcos y punteros que están enquistados en el poder local. Ni siquiera les dieron copia de la notificación que contenía el número de causa y la sede del juzgado.

Desde el Partido Obrero, nos hemos puesto a disposición de los compañeros para ejercer su defensa legal y política, y hacemos publico el hostigamiento para hacerle frente y derrotar, como en otras ocasiones, este intento de criminalizar la solidaridad y organización de los trabajadores esenciales.