Elecciones 2021

Un gran acto en Longchamps repudió el ataque de una patota armada a militantes del FIT-U

“Los agresores tienen impunidad desde arriba”, denunció Néstor Pitrola.

Foto Willy Monea Ojo Obrero Fotografía

El Frente de Izquierda – Unidad realizó este lunes 6 un gran acto en la estación de Longchamps en repudio a la gravísima agresión sufrida por un compañero de la Juventud del Polo Obrero, en la noche del viernes 3, a manos de una patota armada, cuando volvía de realizar una actividad de campaña electoral. También fueron insultadas y amenazadas otras compañeras, y el grupo se paseó de manera intimidante durante la noche por el merendero del Polo.

«Esta es la respuesta movilizada, del Partido Obrero y el Polo Obrero, ante la amenaza de estos sinvergüenzas. Hoy distintos medios han reflejado nuestra denuncia. Nosotros los denunciamos a la luz pública, los denunciamos ante la justicia, ante la Fiscalía esta mañana; no se la van a llevar de arriba», indicó Néstor Pitrola, candidato a diputado nacional por la lista 1A del Frente de Izquierda – Unidad.

En el acto, coordinado por Facundo Sandoval (PO Almirante Brown), también tomaron la palabra Juan Carlos Giordano, dirigente de Izquierda Socialista en el FIT-U y diputado nacional, y Andrés Padellaro, miembro del PTS y candidato en Almirante Brown por el FIT-U.

Pitrola denunció la soltura con la que operó la patota, ya que su acción se extendió durante horas. «Es porque tienen impunidad desde arriba», explicó.

Al mismo tiempo, polemizó con el jefe comunal de Almirante Brown, Mariano Cascallares (Frente de Todos). «El intendente ya fue requerido por nuestra acción pública y política. Dijo ‘desconozco el incidente, que actúe la justicia’. Cuando le metieron un balazo al diputado Arias en Corrientes yo no dije ‘desconozco’, lo repudié. Queremos debate y libertades políticas para llevar ese debate adelante», afirmó.

Cuando regresaba a su casa tras realizar una actividad de campaña electoral del Frente de Izquierda Unidad, por la noche del viernes 3 de septiembre un joven militante de la Juventud del Polo Obrero fue atacado por una patota en las inmediaciones de la estación Longchamps en Almirante Brown. El grave hecho, que incluyó golpes y amenazas con armas de fuego, sucedió a las 20:30 a solo una cuadra y media de la Comisaría 4ta.

La patota se trasladaba en tres vehículos. Cuando interceptaron al joven lo tiraron al piso atacándolo por la espalda, le pusieron una rodilla en la cabeza para que no pueda identificarlos, le apuntaron con un arma de fuego y lo amenazaron de muerte. Al retirarse, le quitaron los materiales y los afiches de campaña que traía consigo. Luego lo persiguieron varias cuadras hasta que el joven ingresó en una estación de servicio, mientras los tres vehículos quedaron estacionados allí, a la vista de todos los transeúntes y en una pose de absoluta impunidad.

La intimidación continuó luego, cuando arribaron tres compañeras del joven, quienes fueron también insultadas y amenazadas, e incluso fueron seguidos cuando se retiraron en remisses hacia sus hogares. Por último, la misma patota armadas rondó la zona hasta la madrugada, pasando varias veces por la puerta del merendero del Polo Obrero de Longchamps.

La denuncia radicada en la fiscalía del distrito aporta los datos de los vehículos. Los compañeros advirtieron en un comunicado difundido el sábado que previo a los hechos se encontraba en el lugar un patrullero policial, el cual se retiró rápidamente «en una típica acción de liberar la zona».

Multipliquemos el repudio a esta vil agresión.