Tres actos públicos por la defensa de las libertades

El crimen de Cabezas, el 21º aniversario del golpe, así como también el ‘toque de queda’ de Duhalde, han producido en nuestra ciudad una serie de actos públicos que han movilizado de conjunto a cerca de mil personas. El dato es que en esta ciudad, a excepción del PO, no existe ninguna otra corriente de izquierda, y que tanto la jornada del 25 de marzo, como la realizada en la madrugada del sábado 5de abril, se debieron a iniciativas propias que no prendieron en los “viejos” militantes de otras fuerzas antes inexistentes, pero sí tienen cada vez más arraigo en los elementos combativos e independientes de la ciudad. Se nota un viraje de las posiciones democratizantes de sectores que ahora muestran actitudes más radicalizadas.


Es así que luego de debatir sobre el carácter capitulador de las posiciones de “Familiares y Amigos” de los desaparecidos de Mercedes, se ha producido un realineamiento de éstos. Meses atrás compartieron un ‘homenaje’ con el indultador Gioscio, ahora lo comienzan a denunciar y llaman a la derogación del Indulto, el Punto Final y la Obediencia Debida. El día 24 fuimos a la Plaza San Martín, a un acto autoboicoteado por sus propios organizadores, en el que volanteamos e intervinimos con nuestra propia columna y banderas.


Para el día 25 llamamos a los periodistas de la ciudad “a que no se olvidaran de Cabezas”. Y pusimos durante toda una semana un gran empeño en sacar una movilización que uniera las reivindicaciones del Juicio y Castigo y la denuncia del régimen. Ante esta convocatoria del PO, un artista local realizó un gran mural sobre la avenida principal, y un reducido pero “representativo” núcleo de tres periodistas locales se lanzó a la organización de un acto a las 18 horas, junto al PO. El resto boicoteó e incluso llamó a una actividad separada para las 19 hs. El resultado fue que comenzamos a las 18 hs., con una denuncia de este boicot, luego se sumaron jóvenes hasta realizar una marcha de 300 personas tras el pedido de Juicio y Castigo, la Derogación del Indulto y el Punto Final. Los boicoteadores se quedaron en la vereda de enfrente sólos, a las 19 hs., tomando café con el intendente, que ya no asiste a este tipo de reuniones públicas “manejadas por el PO”.


Cabe destacar que los organizadores propusieron una especie de Asamblea Popular, donde una importante cantidad de oradores se manifestaron no sólo contra este gobierno, sino también contra sus socios y el régimen político.


Con la reducción de una hora para el cierre de los locales nocturnos en la Provincia de Buenos Aires, tomamos también una iniciativa, planteándole a la Coordinadora de Estudiantes Secundarios (CES) la organización de una marcha para la madrugada del sábado. Es así que una vez más —lo mismo ocurrió en la movilización del 24 y 25— se volantearon todos los colegios y se realizó una importante agitación pública, congregándose a las 3:30 hs.a cerca de 200 jóvenes, quienes marcharon desde la Plaza San Martín hasta la zona de los locales nocturnos donde se hallaban “estacionados” más de mil pibes. Los bocinazos y el acople a las consignas de los manifestantes detuvo prácticamente las razzias e inmovilizó al operativo policial iniciado después de medianoche. Se realizaron intervenciones por parte del PO y la CES, comprometiéndose a realizar un festival público ante un nuevo aniversario del asesinato de Bulacio.


En suma, en pocos días, una gran demostración de vitalidad de la juventud y del PO, y una gran parálisis de las corrientes burguesas y democratizantes, que como el Frepaso, no tienen nada que ofrecer a excepción de más de lo mismo.

También te puede interesar:

En un nuevo aniversario, compartimos un artículo de Rubén Schofrin de 2017 al cumplirse dos décadas de impunidad del crimen.
Volvimos al Puente por justicia y contra el ajuste Maximiliano Kosteki y Darío Santillán, presentes ¡Ahora y siempre!