Triunfo de la movilización popular: Etchecolatz vuelve a la cárcel

Un golpe a la política oficial.

En lo que supone un triunfo de la movilización popular, la Sala IV de la Cámara Federal de Casación revocó la prisión domiciliaria de Miguel Etchecolatz, quien deberá regresar a la cárcel de la cual había sido trasladado a finales de diciembre pasado. Este logro es también un golpe a la política del gobierno nacional de masificar el pase a prisión domiciliaria de centenares de genocidas como parte del proceso de reinserción de las Fuerzas Armadas en la represión interna.


Etchecolatz, quien fuera mano derecha del general Ramón Camps al frente de la policía de la provincia de Buenos Aires durante la última dictadura militar, es responsable, entre otros hechos, de la desaparición de los estudiantes en lo que se denominó la Noche de los Lápices, de múltiples torturas y asesinatos de activistas y militantes populares.


Sospechado de estar detrás de la segunda desaparición de Julio López, ocurrida en 2006, los K evitaron investigar la pista de Etchecolatz y sus vínculos vigentes con el aparato represivo,  porque, como dijera el entonces gobernador de la provincia de Buenos Aires, Felipe Solá, su prioridad era “mantener la gobernabilidad de la Policía” bonarense.


Justicia al servicio del Ejecutivo.


Tan determinada por la actual política oficial estuvo la decisión del tribunal de primera instancia que le otorgó la prisión domiciliaria al genocida, que la Cámara Federal, en su fallo, destaca que aquella estuvo sustentada "en afirmaciones forzadas, sin explicación, puestas en favor" del represor.


Desde que Etchecolatz fuera autorizado a vivir en un chalet ubicado en el Bosque Peralta Ramos, de Mar del Plata, los propios vecinos, los organismos de derechos humanos y los partidos de izquierda realizaron escraches y grandes movilizaciones en repudio al genocida y en reclamo de su regreso a la cárcel común. La presentación formal de este pedido a la Justicia fue impulsado, incluso, por el Colectivo que integra Mariana Dopazo, la ex hija de Etchecolatz.


Este triunfo de la movilización popular, que se produce apenas una semana antes del 24 de marzo, dará un impulso importante a la movilización que ese día seguramente va a repetir el carácter multitudinario de las del 14 y 18 de diciembre y la reciente del 8 de marzo. Y plantea claramente la necesidad de mantener el carácter independiente de la marcha del Encuentro Memoria, Verdad y Justicia respecto de todos los gobiernos y partidos patronales. 


Cárcel común a todos los genocidas.


Por una masiva movilización del 24 de marzo independiente de todos los gobiernos y los partidos patronales.

 




 

También te puede interesar:

Juzgarán a los genocidas Etchecolatz y Garachico.
Además, ordenó revisar la de tres genocidas por su participación.
Sobre un artículo publicado en Perfil que recoge fragmentos de su discurso en Las Flores del 24 de marzo
Mientras la juventud piquetera ocupaba el ministerio en defensa de su derecho a la educación.
Panorama político de la semana.