Un nuevo ataque contra la juventud

(con campaña mediática incluida)

Una ola de proyectos de ley presentados entre otros, por Alberto Pierri y Guillermo Francos (Acción Republicana), tiene como común denominador extender las penas para los delitos excarcelables (que pasarán a ser no excarcelables); disminuir de 16 a 14 años la edad para que el individuo esté en condiciones de estar sujetos a un proceso penal (y que se lo considere con capacidad de culpa); disminuir de 18 a 16 años la edad para encarcelar a los jóvenes junto con adultos.


Para propagandizar su ‘proyecto’, Pierri inundó de afiches que dicen: «Para que los delincuentes no entren por una puerta y salgan por la otra». Esto, claro, no rige para los genocidas y para los policías del ‘gatillo fácil’.


Los jóvenes son la primera víctima de la descomposición social capitalista. La represión no soluciona en nada el problema de la inseguridad. Los únicos que pueden dar una salida a este problema son los trabajadores organizados en forma independiente de los partidos patronales luchando contra la miseria y sus responsables.


Perpetua a los asesinos de ayer y hoy –

Fuera el proyecto Pierri

Cárcel a los grandes narcotraficantes

Reparto de las horas de trabajo – Seguro al desocupado de más de 16 años

Prohibición de los despidos

 

También te puede interesar:

A 11 años del asesinato de tres jóvenes, los exjefes policiales siguen en libertad.
Las llevó adelante el padre de uno de los policías implicados en el asesinato. 
Vecinos, organizaciones sociales y sindicales, junto a los familiares y amigos de Franco, se movilizaron nuevamente, para reiterar el pedido de juicio y castigo a todos los responsables.
Es otro de los implicados en el caso de gatillo fácil, fue excarcelado por la Cámara del Crimen de Villa Dolores.
Tras sobreseer al excomisario Cumplido, pretenden cortar una cadena de responsabilidades que involucra al poder político y judicial de Córdoba.