[Urgente] Reprimen y detienen a los trabajadores municipales de Jesús María

El intendente Picat y Schiaretti son los responsables. Exigimos la inmediata liberación de los 41 detenidos.

Los trabajadores municipales de Jesús María se encontraban en el corralón en una protesta pacífica por el reclamo salarial que vienen sosteniendo cuando se hizo presente la policía y la infantería de la provincia de Córdoba y en un procedimiento brutal, ilegal y arbitrario, detuvieron a 41 trabajadores municipales entre los que se encontraban miembros de la Comisión Directiva del Sindicato Sitram (Sindicato de Trabajadores Municipales). Esta acción de la policía de Córdoba tiene características dictatoriales porque se trata de un estado de sitio de hecho en la ciudad de Jesús María. Además de golpearlos brutalmente, los corrieron con disparos por los barrios aledaños intimidando a los vecinos para que no declaren lo sucedido. Más grave aún, no se conoce el paradero de los detenidos, ni siquiera el del secretario general del sindicato, Roberto Rojas, y el de la secretaria gremial, María Helvecia Aguirre, y les han secuestrado todos los vehículos con los que las y los trabajadores se movilizaban a su lugar de trabajo.


Las y los trabajadores están llevando adelante medidas de lucha porque el Intendente Luis Picat procedió a un recorte salarial que es a todas luces ilegal e ilegítimo. Los trabajadores municipales cobran salarios de pobreza y en algunos casos de indigencia y además, se encuentran en la primera línea de acción para enfrentar la pandemia y proteger las condiciones sanitarias de la población de Jesús María. Esta política ajustadora y represiva es la misma que Schiaretti lleva adelante con los trabajadores de la provincia, por esta razón, colaboró con el despliegue represivo aportando un numeroso destacamento de la infantería.


La decisión del intendente Picat es irresponsable y antiobrera. Atacar las condiciones de vida de trabajadores incentivó el conflicto gremial y puso en riesgo la salud de los vecinos y de los propios trabajadores. Ahora, llegó al extremo máximo de autoritarismo y procedió a una escalada represiva y persecutoria, mientras los trabajadores lo instaron una y otra vez a que los escuche y los convoque a una mesa de negociación. Este proceder deja claro qué intereses defiende y que lejos de querer resolver los problemas de los vecinos en esta cuarentena, ha decidido agravarlos.


Repudiamos el accionar violento del intendente, de la policía de la provincia y del propio gobernador Schiaretti que la habilitó. Exigimos la inmediata libertad de todos los trabajadores y de la Comisión directiva del Sitram y cese del autoritarismo, las provocaciones y el ajuste hacia quienes desarrollan tareas esenciales durante el aislamiento forzoso. Que el intendente Picat proceda a devolver cada peso descontado de los magros salarios de las y los trabajadores municipales.





 

También te puede interesar:

Intentan imponer por la fuerza, una paritaria de hambre.
La organización uruguaya se pronunció por medio de un comunicado.
Se viene un plenario provincial por la tierra y la vivienda impulsado por el Polo Obrero para votar iniciativas de lucha.
Toma fuerza el paro del 10 de noviembre en los hospitales por salario, personal y condiciones de trabajo.
Es necesario que se haga sentir el reclamo de todos los hospitales.