¡Vamos al Encuentro Nacional Antirrepresivo!

30 de septiembre - Facultad de Ciencias Sociales de la UBA

Protesta en Jujuy

La convocatoria es de las organizaciones que conforman el Encuentro Memoria, Verdad y Justicia ante la necesidad de intervenir activamente frente al agravamiento de la criminalización de la protesta social, el ataque a las libertades individuales y colectivas de los trabajadores y la juventud y, en esta última etapa, un avance en el planteo de sacar de la calle a los que luchan.

Esta es una línea que une al gobierno nacional y los gobiernos provinciales de todos los partidos políticos que gobiernan.

En Santa Cruz, docentes que reclamaban por el pago de sus haberes están siendo juzgados por intento de femicidio, por haberse manifestado frente a la casa de la gobernadora Alicia Kirchner. En las provincias se han dado detenciones y causas, incluso en forma masiva, a luchadores de la salud, ambientalistas, piqueteros, pueblos originarios o cualquier manifestación masiva contra políticas estatales que afectan directamente a esos sectores. Las provincias de Jujuy, Mendoza, Neuquén y Chubut están a la cabeza.

Los gobiernos han producido modificaciones a los códigos contravencionales o procesales, violando expresamente derechos constitucionales. Solo como ejemplos: en Mendoza, con la figura de la “reiterancia” como forma de terminar criminalizando y encarcelando a los que luchan; en Jujuy, la rebelión popular se manifestó claramente contra la regimentación y la prohibición de la protesta por parte de Morales en la reforma constitucional; en Córdoba, penando conductas sospechosas de más de tres personas en la vía pública, que puede considerarse intimidante. Además, la Justicia federal ratificó las condenas contra Arakaki y Ruiz, condenados por luchar contra la reforma jubilatoria de Macri, con argumentos que limitan peligrosamente la protesta social.

En la campaña electoral, los partidos patronales compiten en penalizar, prohibir y encarcelar a quienes se movilicen y luchen. El movimiento piquetero es estigmatizado y perseguido por todos los candidatos patronales. Algunos plantean incluso liquidar el derecho de huelga directamente.

Es en este ánimo que se coló como eje de Milei, Bullrich y Massa: la baja de la edad de imputabilidad como solución al avance del delito y el narcotráfico, cuando el amparo y la connivencia policial y judicial de los diferentes gobiernos son responsables del avance del delito y el narcotráfico en particular. Una luz verde al “gatillo” fácil en las barriadas y contra la juventud.

El Encuentro contará con la presencia de referentes de la lucha por las libertades democráticas y los derechos humanos, luchadores del movimiento piquetero, populares y sindicales. El mismo funcionará con una apertura y lectura de un documento consensuado por los convocantes y el debate en distintas comisiones que funcionarán durante la jornada.

En este cuadro aparece la campaña de Milei, con Victoria Villarruel -su candidata a vice- a la cabeza, donde no solo niega el genocidio de la dictadura militar, sino que termina reivindicándolo.

Todo esto apunta no solo a la impunidad de los crímenes del pasado sino también a los de hoy y sobre todo a preparar las condiciones para afrontar con represión la respuesta al hambre, al ajuste y toda la batería de ataques contra los trabajadores que preparan absolutamente todos los candidatos patronales.

El Encuentro será un paso fundamental en la lucha contra el ajuste de Massa, el ascenso de Milei y los planes de ajuste del FMI que se planifican para los futuros gobiernos capitalistas.

Convocamos a todas las organizaciones de lucha de los trabajadores, del movimiento piquetero, de la juventud, de la mujer, del movimiento ambiental, a sumarse y participar del Encuentro, en sus comisiones, en su deliberación general para resolver un plan de acción por:

·         Basta de perseguir, encarcelar y criminalizar a los que luchan.

·         Basta de gatillo fácil.

·         No a la impunidad de ayer y de hoy.

·         Apertura de los archivos de la última dictadura.

·         No al negacionismo. 30.000 compañeras y compañeros detenidos-desaparecidos, ¡presentes!