Bahía Blanca: gran Jornada de lucha piquetera contra el ajuste

Durante la mañana del viernes, cientos de piqueteros nucleados en el Polo Obrero cortaron la Ruta 3 de Bahía Blanca. Al mismo tiempo, en casi todas las provincias del país la Unidad Piquetera realizaba cortes y movilizaciones similares en reclamo por el aguinaldo de lxs compañerxs del Potenciar Trabajo, la ampliación de los programas sociales y alimentos para los comedores populares, entre otras reivindicaciones que chocan de lleno con el ajuste fondomonetarista de Alberto Fernández y los gobernadores provinciales.

En plena pandemia, las condiciones de vida de lxs trabajadorxs ocupadxs y desocupadxs son cada vez más complejas. El gobierno intenta paliar la crisis social con un miserable bono de $6.000 que, aún sumado al ingreso de $12.000 del programa Potenciar Trabajo, apenas llega a cubrir el 75% del salario mínimo, que de por sí ya se encuentra ¡por debajo de la línea de indigencia! Y ni hablar de los miles de desocupados que no tienen ingreso alguno.

Asimismo, lxs trabajadorxs de los comedores populares siguen sin ser vacunadxs. A pesar que el Ministerio Nacional de Salud les ha colocado como parte del personal esencial que debe tener prioridad en la vacunación, el gobierno de Axel Kicillof se niega a integrarlos en el plan de vacunación provincial. Una verdadera vergüenza, siendo que son las propias compañeras las que se encuentran en la primera línea de la lucha contra el hambre que provoca su gobierno.

Otro reclamo fundamental es el que lidera la juventud de los barrios, que se está desarrollando como un factor importantísimo dentro del movimiento piquetero y que viene dando una gran pelea por la conectividad y dispositivos para poder estudiar y contra la precarización laboral que lxs tiene como principales afectadxs.

Los números de pobreza e indigencia en Bahía Blanca

Como en el resto del país, en Bahía Blanca la pobreza e indigencia golpean fuertemente. Según el Indec, el segundo semestre del 2020 alcanzó un 24% de pobreza y 7% de indigencia. Cifras que seguramente al día de hoy se queden cortas, dado que en estos 5 meses que van del 2021 la inflación ya llegó al 21,5% y a nivel nacional la pobreza alcanzó al 45% de la población.

Lo vemos en las decenas de nuevos compañeros que se acercan al Polo Obrero para darle una salida a la situación de miseria a los que los somete un gobierno postrado ante el ajuste que le exige el FMI.

Ante esta dramática situación que se agrava día a día, el movimiento piquetero está ganando las calles en la lucha contra hambre y el ajuste de los gobiernos, en unidad con el sindicalismo combativo y lxs trabajadores autoconvocados que luchan contra los despidos y por mejores condiciones laborales, como se vio el pasado viernes 11 de junio en la enorme jornada de lucha del Plenario del Sindicalismo Combativo.

La lucha piquetera crece cada día y se demuestra en los más de 250 compañerxs del Polo Obrero que esta viernes 18 mantuvieron el piquete sobre la Ruta 3 y que se preparan, junto a la Unidad Piquetera en todo el país, para un acampe en los próximos días en caso de que no haya respuestas por parte del gobierno.

La lucha piquetera de ocupados y desocupados junto a la juventud, independiente del Estado, ya le ha arrancado al gobierno conquistas parciales (como el bono de $6.000), que para nada son suficientes dada la crisis social que se profundiza todos los días, pero que al mismo tiempo demuestran la vigencia de los métodos piqueteros.

Sigamos por este camino para conquistar un seguro al desocupado igual a la canasta básica, el aumento de los salarios por encima de la línea de pobreza, la atención integral a los comedores, el aumento y la apertura de los programas sociales, dispositivos y conectividad para lxs pibxs, vacunas para todxs, trabajo genuino, vivienda digna y tierra para vivir.

¡Basta de ajuste! ¡No al pago de la deuda!

¡Salgamos a las calles por todas nuestras reivindicaciones!

También te puede interesar:

Organizado por el Polo Obrero, con la precandidata a diputada nacional Carla Deiana.
La lista “1A Unidad de la Izquierda” para las elecciones del próximo 12 de septiembre.
En un distrito castigado por la pobreza, la desocupación y el déficit habitacional vamos con el Frente de Izquierda Unidad.