CABA: jornada de ollas y piquetes contra el hambre

Convocada por las organizaciones que integran el Frente de Lucha Piquetero.

En el día de hoy, está teniendo lugar en distintos puntos de la Ciudad de Buenos Aires, con epicentro en el Obelisco, la jornada de cortes y ollas populares convocada por las organizaciones que integran el Frente de Lucha Piquetero. El reclamo es por alimentos, vacunas para los trabajadores esenciales de los comedores y por un seguro al desempleo que permita paliar la situación de en los barrios y villas de la capital.

 

El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y la ministra de desarrollo humano y hábitat, María Migliore, son responsables del recorte de alimentos que vienen sufriendo los comedores populares y la no apertura de nuevos comedores ante el aumento de la demanda, fruto del incremento del hambre y la desocupación que azota a las barriadas.

 

Por otra parte, la vacunación a los trabajadores esenciales de los comedores viene siendo a cuentagotas. A su vez, muchos no son reconocidos como trabajadores esenciales a pesar de estar al frente de los comedores barriales, por lo tanto, no están incluidos en el plan de vacunación, exponiéndose al contagio.

 

 

La pobreza abarca a 800 mil personas en la ciudad y el gobierno no brinda ningún tipo de asistencia económica para hacer frente a esta realidad. Los programas sociales nacionales o de la ciudad, como los miles de trabajadores de limpieza en los barrios, son migajas que rozan la mitad de la canasta alimentaria, medida en $32.798 en CABA.

 

Frente a este panorama, las organizaciones se movilizan, con todos los cuidados sanitarios, para recibir una respuesta. Vacunas para los esenciales, alimento para los comedores y un seguro al desocupado de $40.000.

 

 

 

   

También te puede interesar:

Se trata de una jornada nacional de lucha, con una fuerte concentración en CABA y piquetes y cortes de ruta en todo el país..
Ya son 1.100 los enfermerxs que rescindieron su contrato de distintos centros de salud de la Ciudad.
Se redujo el gasto en alimentos por estudiante, los fondos del programa siguen una tendencia al ajuste que se aprecia en el presupuesto educativo de conjunto.
Mientras que 400 mil personas viven hacinadas en villas en el territorio porteño.
Con las luchas de salud y educación; por la democratización y la independencia de los bloques de la Facultad y los gobiernos.