Córdoba: masiva marcha por aumento en los programas sociales y aguinaldo de fin de año

Como parte de un plan de lucha nacional, la movilización partió desde Patio olmos hacia la sede del Ministerio de Desarrollo.

Foto: Gabriel Flores

Este martes 28 de noviembre, el Polo Obrero y organizaciones del Frente de Lucha Piquetero movilizaron masivamente por un conjunto de reclamos pendientes: aumento en el programa Potenciar Trabajo, aguinaldo para lxs trabajadores precarizadxs y alimentos para comedores populares. En Córdoba, la movilización arrancó pasadas las 10 horas desde Patio Olmos hacia la sede del Ministerio de Desarrollo, sobre calle Chacabuco. La medida fue parte de un plan de lucha nacional.

La movilización dejó en claro que el gobierno de los Fernández y Massa se retira con obligaciones por cumplir. Por eso, en la marcha se levantaron consignas como “el hambre no espera”, “por trabajo genuino”, “contra el hambre y la pobreza”.

La primera movilización piquetera, tras el balotaje presidencial, suscitó una amplia cobertura por parte de los medios de comunicación. Sucede que a la clásica cobertura con títulos como “caos en el centro” ahora se sumaron preguntas sobre las declaraciones de Eduardo “Chiquito” Belliboni, que sostuvo que desea que “a Milei le vaya muy mal”.

Desde la movilización, lxs voceros del Polo Obrero se refirieron al contrapunto que existe entre una exitosa gestión del presidente electo y las necesidades del pueblo trabajador.

En ese sentido, Emanuel Berardo, dirigente del Polo Obrero de Córdoba, señaló a diferentes medios que “Milei ataca al conjunto de trabajadores, y si le va bien, a lxs trabajadores les irá mal, porque pretende imponer despidos, ataques a las condiciones laborales y jubilaciones”.

Y también desarrolló una intervención explicando que el gobierno nacional que se retira incumple sus obligaciones en materia de asistencia alimentaria. Esto expresa hasta qué punto la gestión del extinto Frente de Todos se retira ajustando a quienes menos tienen.

En Córdoba, como en todo el país, el costo de la canasta básica alimentaria dio un salto en los últimos días; para peor, el transporte tuvo una suba de casi un 30%. Sin embargo, siguen dándole manija al aumento de precios, como parte de un ajuste que el presidente electo viene a profundizar.

En este marco, el gobierno de Milei pretende imponer una mayor confiscación de los ingresos populares y tiene como blancos principales el salario, las condiciones laborales, los puestos de trabajo y las jubilaciones.

Para imponer un plan antiobrero, Schiaretti y Llaryora se suman al gobierno de ultraderecha. En oposición a los planes de quienes gobiernan, la movilización piquetera marca un camino de deliberación, organización y lucha para derrotar el ajuste al servicio del FMI.