El miércoles 14 de enero, la alta temperatura y el calor agobiante no impidieron quedel barrio Las Mandarinas salieran los compañeros del comedor "Vecinos unidos de Brandsen" rumbo a las puertas del Municipio a reclamar la entrega de alimentos para su sostenimiento.


Esta movilización fue todo un suceso en Brandsen. Las radios y el diario local cubrieronen directo lo que llamaron "El desembarco piquetero en Brandsen". La entrevista con el intendente local García (UCR) fue concedida al instante, algo inédito porque todo el mundo señaló que García entrega entrevistas con meses de anticipación. En la reunión,el Polo Obrero no sólo reclamo por la asistencia del comedor, sino que también puso de relieve que en este municipio han florecido los casos de bajo peso y desnutrición en primer grado; que hay barrios postergados y que la asistencia social es el arma de extorsión con la cual García se mantiene en el ejecutivo municipal. Este intendente sólo se comprometió a aportar al sostenimiento de una huerta comunitaria y a evaluar con sus funcionarios lo referido al comedor, los alimentos y los bolsones de comida. La política de García ha sido clara; si los pobres quieren comer, que consulten el cronograma de los comedores municipales y deambulen por Brandsen en busca de una ración.


Terminada la reunión, los compañeros en asamblea evaluaron los resultados y se planteó volver al Municipio para apoyar a los compañeros en las discusiones con los funcionarios de García y si éstos no dan respuesta a los reclamos, marchar a la ruta y a las vías del tren para quebrar al intendente a puro piquete.


Esta acción ha fortalecido a los compañeros del Polo Obrero, ha demostrado que ganando la calle hay futuro y ha planteado la tarea de llegar a nuevos barrios. En Brandsen el Polo Obrero marcha y tiene futuro.