BARRIO 1° DE NOVIEMBRE

Desalojo y movilización en La Matanza

concejal de La Matanza por el PO en el FIT-U

En la madrugada del 24 de diciembre, la Policía Bonaerense ejecutó un nuevo desalojo de familias asentadas en el barrio 1° de Noviembre de Ciudad Evita (antes 22 de Enero). En las vísperas de Nochebuena, el gobierno de Axel Kicillof y Sergio Berni y la intendencia de Fernando Espinoza perpetraron un violento operativo represivo que incluyó la quema de tres merenderos y casillas familiares.

A las 6 de la mañana, los vecinos del asentamiento despertaron con el violento desalojo, que según denuncian, ni siquiera contaba con orden judicial. Doce familias fueron así desplazadas de los terrenos baldíos en que se encontraban radicados con viviendas precarias.

El barrio 22 de Enero ya había sido epicentro de un brutal operativo represivo que implicó el desalojo de 300 familias el 1° de noviembre, ocasión en la que por la noche y bajo la lluvia, sin que mediara comunicación del fiscal interviniente ni orden judicial, también fueron incendiados merenderos e incluso la policía arrojó gases lacrimógenos al interior de una iglesia, donde se había refugiado un centenar de personas.

La represión es la única respuesta que el gobierno provincial ofrece a las familias sin techo. Lo que hace más de un año sucedía en Guernica es una política de Estado. Esto se da cuando se estima un déficit habitacional de 2 millones de viviendas sólo en la provincia de Buenos Aires y más de 4 millones a nivel nacional. Ante esta realidad de catástrofe social, sumados todos los planes de construcciones de viviendas a nivel nacional y provincial -a nivel del presupuesto municipal no hay plan de viviendas en curso-, alcanzan la suma de menos de 6 mil viviendas construidas en 2021 en la provincia de Buenos Aires.

Importante movilización al municipio en repudio a la represión

El día 28 se produjo una importante movilización con más de 5 mil personas convocada por las familias del barrio 1° de Noviembre pero que nucleó a numerosas organizaciones solidarias con su lucha y delegaciones de barrios recuperados, como por ejemplo Nueva Unión de Castillo.

El Polo Obrero y el Partido Obrero participaron con más de 2 mil compañerxs. La movilización denunció al PJ local como responsable político junto al gobernador Kicillof del desalojo y la represión, al mismo tiempo se exigió una reunión con las autoridades municipales para que se hagan cargo del enorme déficit habitacional del distrito y den una respuesta efectiva al reclamo de tierra que levantan las familias del barrio 1° de Noviembre como la de una decena de barrios recuperados que se desarrollaron en los últimos años.

El proceso de lucha por tierra y vivienda en el populoso distrito de La Matanza crece en organización y lucha ante cada ataque del gobierno fondomonetarista del FdT en los tres niveles del Estado.

Desde el PO y el Polo Obrero vamos a seguir luchando junto a las miles de familias que el sistema les niega el derecho elemental de la tierra y la vivienda.

También te puede interesar:

Sin ningún tipo de explicación dejó en la calle a 9 músicxs.
“Estas obras no resuelven las reales causas de las inundaciones.”
Se prepara una respuesta a esta política “nacional y popular”.
El intendente Rojas se “lava las manos”.