Ciudad de Buenos Aires

El movimiento piquetero de CABA comienza su plan de lucha

El próximo lunes 29 de marzo a las 10 hs se realizarán cortes simultáneos y un piquetazo en el Obelisco.
Por Iván BF
Polo Obrero piquete piqueteros

Willy Monea Ojo Obrero Fotografía

Finalizando el primer trimestre del año, y luego de un año de la llegada de la pandemia, la situación que atraviesan les trabajadores es cada vez más preocupante. Según datos oficiales del gobierno de la ciudad, 330 mil personas se encuentran por debajo de la línea de indigencia, y la pobreza alcanza a un tercio de la población, superando el millón de personas, de las cuales la mitad tienen menos de 29 años. Por este motivo, el Frente de Lucha Piquetero llevará adelante una acción de lucha el próximo lunes, en la Ciudad de Buenos Aires.

Producto de la pérdida del poder adquisitivo, los despidos y cierres de fábricas, son cada vez más les trabajadores que se ven obligades a recurrir a los comedores populares en busca de un plato de comida para sus familias. Les jubilades representan otro tanto, ya que en el caso de poseer ingresos, la actualización de sus haberes se ve continuamente licuada por la inflación, al igual que los programas sociales y pensiones.

A pesar de esto, el gobierno de Larreta hace 2 años que no abre un solo comedor, y en el último tiempo, incluso en medio de la pandemia, han avanzado con un recorte sobre los comedores existentes, reduciendo la cantidad y calidad de los menús y raciones, llegando a mandar pollos del tamaño de pichones.

Vacunas para privilegiados y viviendas para nadie

Por otro lado, las vidas de aquelles que le han puesto el cuerpo a lo largo de todo el año pasado y siguen siendo el sostén de las familias desocupadas que buscan darle de comer a sus hijes tampoco son prioridad para el gobierno de la Ciudad. En vísperas de la segunda ola, las trabajadoras esenciales de los comedores populares siguen sin ser parte del plan de vacunación del gobierno de Larreta y Fernández. Privilegio que sí tuvieron funcionarios de los gobiernos y sus familiares y amigos.

La crisis habitacional no para de crecer. Los aumentos de alquileres y los consecuentes desalojos por falta de pago han dejado a decenas de familias pobres en la calle. Al igual que Maia y su mamá Estela, que viven en una casilla en Villa Cildañez, miles se encuentran en esta misma situación, sin un hogar. Desde el ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat no dan ninguna respuesta y el subsidio habitacional tiene restricciones que lo hacen inaccesible, con montos de entre 5000 y 8000 pesos que no alcanzan ni para pagar una pieza, al tiempo que tampoco se brinda una solución para los casos de mujeres violentadas en sus propios hogares.

La segunda ola de contagios se viene con los planes truchos de urbanización paralizados, sin servicios elementales en las villas y con cientos de miles de familias viviendo hacinadas.

Sin presupuesto para educación y más precarización

En lo que respecta a la juventud, Larreta y su ministra Acuña tampoco garantizan el derecho a estudiar en los barrios de la ciudad. No solo no se ha dado acceso al wifi libre y gratuito y no han distribuido dispositivos para garantizar la conectividad, sino que por el contrario, han ajustado contra los programas de distribución de notebooks. Las escuelas se caen a pedazos, no hay protocolos eficientes para prevenir los contagios, las madres tienen que hacer malabares para llevar y traer a sus hijes al colegio y no dan respuesta al problema de la conectividad.

Al igual que les docentes, trabajadores de la salud y todos aquellos dependientes del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, el ataque a las condiciones de vida también lo sienten les trabajadores precarizades de limpieza en los barrios que dependen del Ministerio de Desarrollo Humano y Hábitat. Las compañeras que han realizado una tarea esencial a lo largo de toda la pandemia y que llevan en actividad hace años, cobran ingresos menores al nivel de indigencia y el gobierno de la Ciudad busca imponer condiciones más precarias, despidos y un ajuste contra los ingresos de 3000 trabajadores y trabajadoras.

Basta de ajuste

El brutal ajuste que buscan imponer para pagar al FMI implica un aumento de las tarifas, lo que va generar una situación insoportable para las familias desocupadas en la ciudad y en todo el país.

Las organizaciones del Frente de Lucha Piquetero de CABA realizarán una movilización el lunes 29/3 desde tres puntos distintos que confluirán en una gran columna en el Obelisco, convocando a todes les trabajadores desocupades de las villas y barrios de la ciudad, a los comedores que vienen enfrentando ajustes y a todas las organizaciones a dar inicio a un plan de lucha para no pagar la crisis con más hambre, miseria y a costa de la salud de miles de trabajadores.  Los reclamos son:

-Inmediata apertura de comedores.

-Abajo el ajuste en los comedores.

-Vacunas para las trabajadoras esenciales de los comedores.

-Conectividad para todes.

-Prohibición de desalojos, acceso irrestricto y aumento del subsidio habitacional.

-Por un salario igual a canasta familiar para las cuadrillas de limpieza y pase a planta como trabajadoras del estado.

-¡Basta de femicidios! asistencia a las víctimas de violencia de género.

 

También te puede interesar:

Con las luchas de salud y educación; por la democratización y la independencia de los bloques de la Facultad y los gobiernos.
¡Sumate a la campaña virtual y a los semaforazos por profesorado!
La Asamblea CABA de residentes y concurrentes dio una conferencia de prensa en rechazo a este ataque a la salud pública.
Amanda Martín, docente terciaria y legisladora porteña, realizó un pedido de informe en la Legislatura.