27/05/2004 | 852

El Polo de Bragado

No hay dos sin tres
Gladis C.; Guillermo M.; Juan M. (Polo Obrero Bragado)

Nuevamente fuimos objeto de amenazas, y esta vez en el lugar donde comen niños (comedor “Los Cara Sucia” de Bragado, Polo Obrero), donde todo se hace a pulmón.

 

Allí comen aproximadamente unos 50 chicos, adultos y todo aquel que lo necesite.

 

La ayuda que recibíamos por mes del municipio se nos fue cortando porque, nos decían, los únicos que podían ayudar eran ellos, los funcionarios. Esto pasa porque nos quieren tener callados, por ser unos luchadores por los que menos tienen y los explotados; sin promesa alguna, contra el hambre, la desocupación y la desnutrición.

 

Sólo les decimos a nuestros compañeros que nos acompañen a luchar.

 

Esto pasa porque hicimos una volanteada y una pegatina de carteles de “Abajo el Tarifazo” y por pasar una nota en los medios sobre el nuevo plan del gobierno nacional para implantar el cobro de planes con tarjeta magnética.

 

¿Serán los políticos los feudos-funcionarios de la Nación? ¿Serán los Aldo San Pedro, los Kunkel o el Sr. Mister K? ¿A quién le solucionan los problemas, al FMI? ¿A los grandes pulpos económicos mundiales, mandando tropas a Haití?

 

Ellos no recuerdan, o no quieren hacerlo, los tiempos negros de la dictadura. ¿O no te acordás, San Pedro, cuando te escondías en el rancho de uno de nosotros para que no te mataran?

 

También son responsables nuestros funcionarios locales y provinciales. También es sospechada por esta amenaza la Policía Bonaerense. No es la primera vez que nos pasa esto, ya nos pasó en el mes de febrero y el señor intendente de Bragado no hizo nada. A él le decimos que no se sienta contento, porque es responsable también de aquellos trabajadores que echó del Municipio cuando entró por primera vez de intendente, y no se acuerda, en el último cierre de fábricas de nuestra ciudad, que si los trabajadores no cortaban la ruta se quedaban sin trabajo.

 

Antes de amenazar a los demás, por qué no buscan una salida para los desocupados, los trabajadores explotados que tenemos en nuestra ciudad. Por ejemplo: los de huevos Kinder, de las fábricas de costuras y todos los trabajadores que están en negro que quedan sin nombrar.

 

Por eso, trabajadores, vamos con Asambleas Barriales y en todas las fábricas y todos los lugares de trabajo: es hora de pensar por nosotros y no por los grandes capitalistas.

 

 

 

pobragado@hotmail.com –

 

pobragado@yahoo.com.ar

 

En esta nota

También te puede interesar: