El Polo Obrero frente a las denuncias de punterismo

Qué dice el manual interno de la organización.

foto de archivo, votación 4°plenario nacional piquetero ph Willy Monea Ojo Obrero

El Polo Obrero tiene un manual interno, de delegados, que establece las pautas con las cuales deben organizarse las asambleas y movilizaciones. El manual es patrimonio del conjunto de la organización, está elaborado en base a la experiencia concreta de lucha. El manual responde en forma concreta a las acusaciones que en estos momentos están llevando adelante los medios de comunicación. Su valor consiste en que no está escrito en respuesta a sus ataques sino que se utiliza en forma sistemática en las asambleas y plenarios de delegados de la organización.

Veamos punto por punto:

¿Es cierto que se le paga a los compañeros por asistir a movilizaciones?

El manual sostiene que el objetivo del Polo Obrero es: “agrupamos masivamente a los trabajadores en las barriadas para organizar la lucha frente el Estado en defensa de las reivindicaciones elementales de la familia obrera: el trabajo, la vivienda y la salud, los derechos de las mujeres y la juventud, etc.”.

O sea, no se “le paga” a la gente por concurrir a nada, sino que se la organiza para reclamarle al Estado las respuestas que no brinda. Por otro lado, el operativo mostrando que los compañeros cobran por asistir choca con el hecho de que las tarjetas de cobro de planes sociales son otorgadas directamente por el Estado a los beneficiarios.

¿Es cierto que al que no asiste se le da la baja del Plan?

Esto no es cierto. El manual del Polo mantiene un criterio distinto al de los punteros: “Los punteros distribuyen lo que obtienen de los gobiernos de turno de manera antidemocrática (a dedo), desigual y obteniendo beneficios personales. Movilizan a cambio de un ‘puntaje’, ‘listados’, utilizando la amenaza de sacarle las reivindicaciones a los compañeros. El Polo Obrero es una ORGANIZACIÓN de LUCHA, si un compañero no asiste a la asamblea, no participa de las actividades y no lucha, se coloca a si mismo afuera del Polo. Pero no existe la obligatoriedad automática para las marchas. Todo compañero debe participar de la lucha.”.

Lo que si ocurre es que el Estado da de baja frecuentemente a beneficiarios de planes sociales. Si un compañero no se encuentra organizado, no tiene a quién recurrir frente a la baja y termina perdiendo su plan.

¿Es cierto que la gente es manipulada? 

El manual del delegado es claro: “El Polo Obrero se organiza mediante asambleas barriales semanales. Todo compañero que integra la organización lo hace mediante su participación en la asamblea. Las asambleas votan a sus delegados, que se agrupan a su vez en cuerpos de delegados distritales. El funcionamiento de las asambleas y los cuerpos de delegados debe ser regular. La asamblea es el ámbito donde se organiza toda la actividad cotidiana del Polo en cada barrio. Los delegados que vota la asamblea son siempre revocables, o sea que cada asamblea puede cambiar o modificar los delegados que tiene”.

La defensa de las asambleas soberanas y la revocabilidad de los delegados es un elemento central en el combate al punterismo. Las asambleas son un elemento de formación y son centrales para promover la participación activa de las y los compañeros que se movilizan.

¿Es cierto que los dirigentes se quedan con parte de los fondos de los compañeros?

El manual también aquí es claro: “En el Polo Obrero no existen privilegios de ningún tipo ni para delegados ni dirigentes. Ningún compañero debe obtener un beneficio extra por la tarea que realiza. Los delegados deben actuar por conciencia y convicción a la hora de dedicar un esfuerzo mayor que el de otros compañeros para construir la organización, y no hacerlo para obtener un beneficio personal. Esto es incompatible con la pertenencia al Polo Obrero, y es lo que primero debe diferenciarnos de los punteros en los barrios”. Esta norma de funcionamiento se asegura mediante las asambleas, que tienen la posibilidad de sancionar a los delegados o dirigentes que pretendan beneficios extra.

El manual del Polo muestra claramente la defensa de una organización democrática y de lucha, que pelea todos los días para combatir el punterismo, sabiendo que la salida de fondo al mismo es la universalización de los programas sociales, el seguro al desocupado, el trabajo genuino y el fin de la miseria en los barrios.

En esta nota

También te puede interesar:

La marcha cuestionó el ajuste de quienes gobiernan, fue impulsada por el Polo Obrero y otras organizaciones del Frente de Lucha.
En el marco de la jornada nacional de lucha del Frente Nacional Piquetero.
Más de 10 mil compañeros y compañeras reclamaron por trabajo genuino, aumento de los programas, vivienda y alimento para los comedores.
La jornada piquetera se expresó en las principales ciudades del territorio nacional.
Por un Congreso Piquetero Nacional que elabore un programa político, un plan de lucha y que una los sectores explotados contra el ajuste.