31/01/2002 | 739

Es el momento

La Comisión Interbarrial de Avellaneda viene trabajando con un ritmo vertiginoso, dada la grave crisis que vive nuestro país.


Hemos puesto de pie con mucho esfuerzo tres comedores populares y una copa de leche. Conseguimos que parte de esto sea subsidiado por el municipio. También logramos bolsones de alimentos para Navidad y Año Nuevo, con productos necesarios para las fiestas. Ahora, la lucha pasa por lograr la manutención mensual.


También hemos obtenido algunos planes Trabajar otorgados por el municipio. Dichos planes son totalmente insuficientes para la base de nuestras organizaciones, pero es una conquista más.


Como lo venimos discutiendo en la Mesa Nacional del Polo Obrero, desde abril de 2001, la forma de tomar en nuestras manos la organización de los compañeros es la lucha por las reivindicaciones básicas como comer y, desde allí, la formación de los cuadros, deliberando y enarbolando nuestro programa.


Hoy, más que nunca, estamos convencidos de que nuestra caracterización es la más acertada.


Hoy, Duhalde anuncia que trabajará con Cáritas y sus punteros. Este gobierno deja muy en claro que vienen por nosotros. Todo dependerá de nuestra habilidad, inteligencia y, principalmente, del grado de conciencia política que hayamos desarrollado en nuestras organizaciones.


La Interbarrial está en Asambleas Populares diarias con grupos pequeños para discutir desde las reivindicaciones básicas hasta el no pago de la deuda externa, la nacionalización de la banca, la Asamblea Popular Constituyente, etc.


Estamos convencidos que mientras el pueblo trabajador no delibere ni gobierne, el poder seguirá en manos de los corruptos y asesinos.


Hasta cada momento.

También te puede interesar:

Por el inmediato cambio de convenio, reconocimiento de las horas extra, aumento salarial y un protocolo obrero contra el Covid-19.
Un municipio comprometido en la precarización en las condiciones de vida de sus vecinos y trabajadores.
En medio del crecimiento de la pobreza en toda la provincia, los gobiernos no dan respuestas a los reclamos.